El Cañero

Cañero_180-1 by Miguel Rone on Scribd

20 de diciembre de 2008

¿Qué se hace en el mundo con su 0,7?

Cuando paga sus impuestos también ayuda a países en vías de desarrollo. Cinco proyectos del Ayuntamiento de Málaga en Santo Domingo mejoran la calidad de vida de su población.
Tenía su despacho de arquitecta en Madrid, una carrera prometedora y una vida de éxito. Pero abandonó la ciudad de las prisas y el estrés para cruzar el Charco.
No pretendía pasar unas vacaciones en el Caribe tomando cocos locos en un todo incluido. Aunque se iba a la República Dominicana, su viaje no sería tan al uso. Ruth voló hace dos años a Laguna Salada, en la provincia de Valverde, para mejorar la calidad de vida de sus habitantes.
Ella es uno de los cooperantes que el Ayuntamiento de Málaga tiene repartidos por el mundo. Su trabajo en Laguna Salada posibilita que sus habitantes tengan pequeños aseos, una palabra que a muchos les sonaba a chino.
Pero otros colaboradores se encargan en Santo Domingo de que los habitantes de Villa Altagracia tengan casas que no las derribe el soplo incipiente de una tormenta; que el hogar de acogida en Sabana Grande de Boyá tenga una biblioteca y mejores medios para el estudio de 60 niñas al borde de la exclusión, muchas huérfanas o con padres que no pueden ocuparse de ellas; que los habitantes de Monte Plata dispongan de aseos para mejorar su situación higiénico-sanitaria o que cinco barrios del municipio de Guerra no vivan permanentemente encima de lagunas que se crean tras las lluvias.
El Consistorio malagueño ha repartido este año 1,3 millones de euros en 40 proyectos por todo el mundo, sobre todo en República Dominicana, Marruecos y Perú. Allí vuela la ayuda que les ofrecen los malagueños a través de su 0,7%, según explica el concejal de Participación, Julio Andrade, que ha viajado junto a una pequeña comitiva a Santo Domingo para ver cómo se desarrollan estos proyectos, la única manera para muchos de salir de la extrema pobreza.

No hay comentarios: