El Cañero

Cañero_180-1 by Miguel Rone on Scribd

4 de febrero de 2021

Hipólito Mejía: “Estoy radicalmente a favor de que se mantenga la ley”

Abed-nego Paulino  El Caribe


El expresidente considera que debe ser castigado quien ignore y se oponga a la extensión de Ley 28-01

El expresidente Hipólito Mejía se define como un “defensor rabioso” paraqué la Ley 28-01, que crea una Zona Especial de Desarrollo Fronterizo y que venció el primero de febrero, no solo se mantenga, sino que se incrementen sus incentivos.

“Yo soy un defensor a ultranza, antes y ahora soy un defensor rabioso, de no solamente mantenerlos, sino lograr más privilegios o algunas reivindicaciones”, indicó Mejía, al hacer referencia a las exoneraciones que reciben las empresas que se instalan en las provincias Pedernales, Independencia, Elías Piña, Dajabón, Montecristi, Bahoruco y Santiago Rodríguez para generar empleos y mitigar la pobreza. Dijo que los senadores y diputados tienen la responsabilidad de decidir el destino de dicha ley.

Aunque el exmandatario explicó que no quiero entrar en las discusiones que se llevan a cabo en el Congreso Nacional, advirtió que los legisladores serán juzgados a través de la historia “los que juegan con la pobreza y con el empujar a la gente de esas zonas a venir aquí a formar los cordones de miseria”.

El precursor de la Ley 28-01, entiende también que el gobierno tiene un compromiso de crear políticas sociales en pro del desarrollo de las siete provincias por ser zonas pobres y carentes de empleos.

“Usted como gobierno, como Estado, tiene que incentivar las regiones que por muchos años han sido motivo del subdesarrollo patológico de nuestra sociedad”, indicó el expresidente en una exclusiva para el Caribe.

¿Cuál es la importancia de la Ley 28-01, ya que se promulgó en su gestión presidencial?

Lo primero es que sí, fue una ley que la patrocinamos nosotros y la pujamos convencidos del conocimiento y la necesidad de ir a las provincias y a las regiones más necesitadas, y segundo, la frontera tiene que ser un lugar estratégico para la política dominicana de seguridad nacional, y por qué no decirlo, de armonía; porque tampoco podemos ser tan capciosos, como alguna gente que ve la frontera solamente como una animadversión histórica a Haití, lo cual yo no lo tengo.

Pero lo que sí te aseguro es lo siguiente: la razón de crear esa ley fue porque, por mi experiencia en el país y en Latinoamérica yo trabajé durante muchos años en la compañía Transnacional, y República Dominicana comenzaba a adolecer de la misma enfermedad, de empujar a la gente de las provincias pobres hacia las ciudades más grandes, y fundamentalmente hacia la Capital, lo cual es un problema grave en nuestros países y yo lo veía venir desde que estaba en actividad agropecuaria (...). Así que había un mensaje y un compromiso social, además de político.

Si usted fuera el Presidente, ¿qué propuesta de modificación a la ley usted escogería: la de los senadores o de los diputados?

No, yo no quiero entrar en esas discusiones. Lo que es una “vagabundería” el que estén discutiendo ese “disparate”. Ahora, los que tienen más pecado y más responsabilidad son los senadores, que son la mayor autoridad; o los gobernadores, que todos se han pronunciado; o las iglesias, que sean consejo reformador.

Lo que tienen es que ponerse de acuerdo las Cámaras de Diputados y la del Senado, y no estar chismeando y perdiendo su tiempo en “pendejadas”.

Luis Abinader se reunirá con ambas cámaras legislativas para llegar a un consenso, ¿qué usted cree que suceda allí con la Ley 28-01?

No lo sé, el presidente es el presidente, yo soy un expresidente, y un expresidente es como un “toro capao”, un toro capao se pone gordo pero de ahí no pasa.

Congresistas han dicho que la ley ha tenido inconvenientes de aprobación, porque empresarios la torpedean, ¿qué opina al respeto?

Bueno, la torpedearon –los empresarios- y la hicimos; a mí no me importó eso, porque usted no puede gobernar para un grupo o un sector, usted tiene que gobernar para la gente. Usted no recuerda lo que decía el doctor José Francisco Peña Gómez ‘primero la gente’. Entonces, un seguidor de Peña Gómez no puede gobernar que no sea a favor de la gente. Ese eslogan es un compromiso de nosotros. Ahora, los que hagan lo contrario, la historia los juzgará. Pero definitivamente yo estoy rabiosa y radicalmente a favor, que no solamente se mantenga la ley, que se incremente.

Senadores fronterizos indicaron que el presidente tiene la solución para la extensión de la Ley 28-01, y que los diputados del PRM son mayoría en el Congreso, ¿qué opina al respecto?

Tendrá que ser una penalización y un irrespeto de nuestros miembros que tienen posición para eso y nuestra dirección partidaria de no apoyar y no pedir más incentivos especiales para la frontera.

No hay comentarios: