El Cañero

Cañero_180-1 by Miguel Rone on Scribd

27 de febrero de 2021

Con Pacto Eléctrico se regularán las tarifas y subsidios

 Darielys Quezada  | El Caribe


El Pacto Eléctrico fue firmado en un acto en el Palacio Nacional, encabezado por el presidente Luis Abinader y varios funcionarios.

Tras casi siete años de atrasos para su ejecución, ayer fue firmado el tan esperado pacto que reformará el sistema

Sin sufrir ninguna modificación y con el compromiso de continuar buscando consensos a las disidencias que datan desde hace años, fue firmado ayer el Pacto Nacional para la Reforma del Sector Eléctrico con el cual se pretende, en un tiempo aún no definido, ofrecer a la población dominicana energía estable, abundante y a un precio asequible, además de estabilizar y mejorar el régimen tarifario y subsidiario.

Unos catorce puntos contienen el Pacto Eléctrico rubricado ayer con la presencia del presidente Luis Abinader, funcionarios del Gobierno, el director del Consejo Económico y Social (CES), Rafael Toribio, ejecutivos de las distribuidoras de energía, dirigentes de partidos políticos, empresarios y miembros de la sociedad civil.

Aunque se desconocen las fechas en las cuales se comenzarán a aplicar algunas de las medidas de transformación del sistema eléctrico nacional, debido a que en el documento firmado ayer no se actualizaron los plazos, el pacto establece que las tarifas eléctricas aplicadas a los usuarios regulados, se mantendrían invariables por un año aproximadamente.

El acuerdo indica, además, que la nueva política de subsidio para el subsector eléctrico será en función del índice de calidad de vida y el nivel de consumo de electricidad de una vivienda digna en condiciones de pobreza del hogar, tanto en términos de subsidio cruzado y directo, como a través del programa Bonoluz.

Con el pacto, la Superintendencia de Electricidad (SIE) queda como el ente responsable de establecer el régimen tarifario de referencia, que incorporará una nueva estructura tarifaria y la nueva política de subsidio que deberá contar con la aprobación del Poder Ejecutivo. El pliego tarifario de referencia tendrá una vigencia de duración máxima de 4 años.

Señala, también, que la tarifa de los usuarios regulados deberá ser ajustada trimestralmente en función de las variaciones en el precio medio de compra, las variaciones en la tasa de cambio, la reducción de la perdida y la mejora de la eficiencia.

El Precio Medio de Compra (PMC) deberá resultar de la suma del costo de energía y potencia adquirida en el mercado contratado; el costo de la energía y potencia adquirida en el mercado spot; el peaje de transmisión; el pago de compensaciones por despacho forzado; y los aportes a las instituciones regulatorias y de operación del mercado, todo dividido entre el total de energía comprada.

La Superintendencia de Electricidad deberá emitir el reglamento de aplicación, en un plazo de 9 meses a partir de la firma del Pacto, para la entrada en vigencia de todas las disposiciones en las empresas de distribución eléctrica.

Usuarios deben ver componentes del nivel de tarifa y el consumo

A los fines de transparentar el consumo eléctrico, el pacto sostiene que la factura del servicio, recibida por el usuario, deberá indicar de manera clara y precisa los componentes que determinan el nivel de la tarifa y los subsidios aplicados.

Mientras que los planes indicativos tendrán vigencia hasta el año 2030 y deberán ser revisados y actualizados cada cuatro años. Procurarán satisfacer la demanda de electricidad hasta el 2030 en función de las proyecciones de demanda para ese mismo período; ampliar la cobertura eléctrica para garantizar el acceso de las comunidades no electrificadas a los servicios de electricidad; reducir las pérdidas técnicas y no técnicas y mejorar la calidad del servicio; proteger al medioambiente y contribuir a la promoción de la competencia, evitando la competencia desleal y protegiendo los derechos del consumidor.

Abinader dice no es el pacto perfecto, pero sí el posible

Reconociendo que el acuerdo firmado no es perfecto, habiendo, incluso, puntos en los que no está de acuerdo, el presidente Luis Abinader aseguró que este “es el posible”, al reconocer que en el pasado el Partido Revolucionario Moderno (PRM), cuando era oposición, se opuso a la rúbrica, no por el contenido del pacto, sino porque entendía que habían reformas que debían realizarse en el sistema eléctrico nacional, las cuales, ahora que es Gobierno, las está haciendo.

“Los puntos que nosotros habíamos objetado, ya lo estamos aplicando como gobierno para tener la coherencia necesaria y cumplir con lo que nosotros pensamos que se debe hacer y mejorar en el sector eléctrico. Ahora, sobre este pacto en el pasado, lo que queríamos era avanzar más, como era el caso de la eliminación de la CDEEE, que lo estamos haciendo ahora; como es el caso de eliminar los consejos, que lo estamos haciendo ahora; como es el caso de las auditorías a las EDE, que también estamos contratando auditorías externas y al proyecto de Punta Catalina. No nos oponíamos a lo que se había planteado, sino que se extendiera con esas acciones que ya estamos realizando”, expresó el jefe de Estado en el acto que tuvo lugar en el Salón Las Cariátides del Palacio Nacional.

Tarifas y subsidios mejorarán con reformas

Al explicar el contenido del pacto, el ministro de Energía y Minas, Antonio Almonte, precisó que el acuerdo firmado tiene 212 consensos y 14 disensos y, al detallar los puntos fundamentales, sostuvo que el convenio ayudará a que en el mercado eléctrico no haya distorsiones y para ello, habrá reformas en algunas normativas, reglamentos y leyes que establecen las tarifas y los subsidios.

“También con la instalación de plantas de generación que producen energía a bajo costo y basado en el esquema de costo mínimo, nosotros podríamos llevar en el corto plazo o mediano plazo un servicio eléctrico más estable, con abundante energía y a un precio más asequible para la población”, dijo.

El funcionario señaló que el pacto consigna, de una manera clara, la responsabilidad del gobierno, en este caso como propietario de las empresas distribuidoras, la reducción de los costos en el funcionamiento de las EDE. Agregó que con el convenio se elevará el cobro y se reducirán las pérdidas con plazos, sobre todo en el área fiscal.

Al tocarse el tema del impacto fiscal, el presidente Luis Abinader aprovechó el momento para mencionar que el pueblo dominicano tiene que saber que el sector eléctrico actual es deficitario. Indicó que sólo en el presupuesto de este 2021, hay 58 mil millones de pesos destinados a atender el déficit del sector eléctrico, lo cual, dijo, es insostenible con el tiempo.

Puntualizó que el déficit del sector eléctrico es el responsable de la mitad de la deuda del sector público no financiero de la República Dominicana. “Pero aparte de eso, tenemos una energía que no es competitiva, pero tampoco es confiable”, lamentó.

“Entonces, atender el sector eléctrico con responsabilidad debe de ser un objetivo de un gobierno que quiera hacer cambios profundos en este país para un verdadero desarrollo sostenible”, observó.

No hay comentarios: