El Cañero

Cañero_181-1 by Miguel Rone on Scribd

14 de febrero de 2019

Cuando el periodismo toca a tu puerta


Por Wendy Santana
Generalmente son hijos de periodistas, nacieron en casas donde el periódico no faltaba, el noticiario de televisión nunca se apagaba, o visitaban medios de comunicación o casas de periodistas por cuestiones de amistad y les agradaba ese ambiente de tanta movilidad.
En otros casos les llamaba la atención ver a los reporteros inquietos y ansiosos en las calles buscando la noticia, presentando un noticiario, haciendo entrevistas a personas famosas o recorriendo distintos lugares para preparar un reportaje.
Aprendieron sobre la marcha. Escribieron una nota de buenas a primera porque hubo una necesidad y tuvieron que hacerlo, descubriendo que podían mejorar. Entraron casualmente a un periódico, a una emisora de radio o televisora, a hacer una tarea, a realizar un experimentar o en un tour escolar.
Otros quisieron probar qué tan fascinante podría ser periodista y lo intentaron solicitando trabajar en un periódico, “en lo que sea”, sólo para estar allí y ver cómo se desenvolvían las cosas y cómo se elaboraban las noticias que salían en los diarios o se difundían por la radio o la televisión.
El hecho es que se asomaron, entraron y llegaron para quedarse. Muchos periodistas, principalmente los de más de 50 años de ejercicio profesional hoy en las tablas de la comunicación, la mayoría con puestos importantes, ya siendo reconocidos por la sociedad, entraron así a este mundo.
Son los llamados periodistas de oficio porque no fueron a una academia a cursar la carrera formalmente, sino que la hicieron directamente en el campo de acción.
Son los que se formaron en las redacciones de los diarios, en las estaciones radiales o estudios de televisión, o en las calles buscando información y utilizando la lógica, la intuición y la coherencia para presentar los resultados de su investigación, despertando interés y descubriéndose a sí mismos como periodistas

No hay comentarios: