El Cañero

Cañero_180-1 by Miguel Rone on Scribd

20 de diciembre de 2019

NICOLETTA MANTOVANI, VIUDA DE PAVAROTTI: "EL PLÁCIDO DOMINGO QUE YO CONOZCO NO SE PARECE EN NADA AL QUE DESCRIBEN LAS MUJERES QUE LO ACUSAN"


"Nuestra relación hoy no habría causado tanto revuelo". A punto de estrenar Pavarotti, el documental que recorre la vida y obra del tenor más famoso del mundo, su última esposa habla con Vanity Fair.
POR MANU PIÑÓN – Vanity Fair     (Resumen)
Nicoletta Mantovani a su paso por Madrid, durante la presentación a los medios del documental sobre su marido +Pavarotti*.GTRESONLINE.
Es imposible contar la historia de Nicoletta Mantovani (Bolonia, 1969) sin pronunciar el nombre de Luciano Pavarotti. A la que fue secretaria, amante, esposa y es actualmente viuda del tenor más famoso del mundo se le iluminan los ojos cuando dice "Luciano".
Como ella misma reconoce a Vanity Fair, cuando en 1996 salió a la luz que Pavarotti, un hombre casado y con tres hijas, mantenía una relación con una joven a la que sacaba 34 años "aquello fue un gran escándalo", una decepción en un país católico hasta la médula. “Prepárate para ser vista como una mala persona", le advirtió él cuando esta estudiante de Ciencias Naturales insistió en formalizar su relación.
Tuvieron una hija, Alice, que hoy tiene 16 años y sigue los pasos de Greta Thunberg en la defensa del planeta, se casaron poco después y lucharon juntos contra la enfermedad. Primero fue la de Nicoletta, aquejada de esclerosis múltiple, que la ha acompañado hasta que dio con un tratamiento innovador.
“Hace cinco años me sometí a una intervención que ha reducido los efectos de la esclerosis múltiple que padezco; desde entonces me encuentro muy bien, y esperemos que siga así mucho tiempo”. No tuvo la misma suerte su marido, que falleció víctima de un cáncer de páncreas en 2007 a los 71 años.
Dejó tras de sí un legado que recoge Pavarotti (estreno 3 de enero), un documental dirigido por Ron Howard (Apollo XIII, Una mente maravillosa) que acerca la figura inabarcable de un hombre al que la vida se le hizo corta.
Doce años después de la muerte de su marido, Nicoletta Mantovani ha llegado a Madrid para promocionar una película en la que ha colaborado la Fundación Luciano Pavarotti que preside, y en la que además de su testimonio están los de compañeros y amigos del tenor como Plácido Domingo, Bono y José Carreras, sus mánagers y colaboradores, pero también su primera mujer Adua Veroni, las hijas que tuvo con ella y quien fuera su amante, la soprano Madelyn Renée.
Con sus características gafas, la melena rubia y una enorme sonrisa, Nicoletta responde a todas las preguntas sin poner límites. "Entiendo esto como un intercambio", asegura. "Así me lo enseñó Luciano".
¿Le gustaba el cine a su marido? ¿Qué películas veían juntos?
No iba al cine porque se cuidaba mucho la voz y el aire acondicionado de las salas le afectaba mucho, pero veíamos muchas películas en casa en DVD. Sobre todo románticas, que eran las que me gustaban a mí, y otras como Gladiator (2000) que combinaban historia y acción, que eran las favoritas de él.
A los dos nos encantaba la trilogía de Sissi (1955-1957), que nos vimos más de una vez entera en nuestro apartamento de Nueva York. También recuerdo ver junto a él El pequeño lord (1936) o Ghost (Más allá del amor) (1990). Aunque él podía ver Gladiator una y otra vez, era un fan tremendo de esa película.

No hay comentarios: