El Cañero

Cañero_181-1 by Miguel Rone on Scribd

26 de enero de 2018

Los canadienses (lamentablemente) también se despatarran en el metro

Por Rufo Valencia | amlat@rcinet.ca


¿Alguna vez le ha ocurrido que usted ingresa a un autobús o vagón de metro, y la persona que se sienta junto a usted decide invadir su espacio, abriendo las piernas como si estuviera cabalgando sobre el lomo de un hipopótamo?
Esa actitud, de sentarse con las piernas abiertas en un transporte público se llama en inglés “manspreading”.
La traducción al español es despatarrarse. Esta actitud es, según la sexóloga y autora Shannon Boodram, una demostración de dominio, una falta de atención y cortesía hacia las personas alrededor del despatarrado, y también puede ser la forma más confortable de sentarse para un hombre.
Esta manera de sentarse, que se pretende viril y de mucha personalidad, no es más que una prueba de falta de educación y cortesía hacia los otros usuarios, según los servicios de transporte público en la ciudad de Toronto.
Es pensando en esas personas despatarradas, por lo general hombres, que el servicio de transporte en Toronto, GO Transit, publicó este año un folleto en el que se recomienda a los usuarios del transporte público que se abstengan de cortarse las uñas, o comer un burrito o practicar una posición de yoga ocupando tres asientos.
Esta empresa estatal provincial, GO Transit, se encarga del sistema de trenes y buses en la región llamada herradura de oro de la provincia de Ontario, que incluye varias ciudades, incluyendo la más populosa en Canadá, Toronto, donde viven unos seis millones de habitantes.

No hay comentarios: