El Cañero

Cañero_181-1 by Miguel Rone on Scribd

21 de agosto de 2017

José Ramón (Maximín): Invidente, versátil, criador de gallos, alegre y con poca solidaridad

El mayor criador de gallos en Miches; versátil, alegre y carente de solidaridad. Un consagrado trovero de gallos, sin visión y mucha versatilidad. “Dios te hace ver la llaga….y te hace ver la medicina”
 FLORENTINO DURAN
José Ramón Camilo Rosario (Maximín)
MICHES, EL SEIBO: La falta de visión a sus 90 años, no han sido un obstáculo para que José Ramón Camilo Rosario (Maximín) se haya convertido en uno de los criadores y preparadores de gallos más conocidos de Miches y comunidades aledañas.
A esa labor agrega el diestro manejo del machete como agricultor, desmoronador de cacao; ejecutante de guitarra y güira, entre otros instrumentos de la artesanía musical criolla, con lo que se ha ganado el mérito de levantar su familia.
Y es que, aunque su pasión es la cría de gallos, los que sabe recortar y alimentar excelentemente, se siente orgulloso al recrear su fama de ‘don Juan’ en su juventud; “Si le tenía que hablar, más de dos veces, para conquistarla, mejor no regresaba”, señala de forma picara.
Residente en una vivienda de madera y zinc en el kilómetro 10 de la carretera Miches-El Seibo, los años en la vida de este hombre, han transcurrido de forma original, admirable y alegre, en medio de los encantos y sinsabores que le ha deparado la vida.
Un caso que tipifica la mirada que debemos dar al futuro y las pocas  garantías con las que contamos a partir de la tercera edad, precisamente cuando se nos acaban las fuerzas, tras años de jornadas, sin poder acceder a una ayuda, seguro, tarjeta o colaboración, pese a las tantas veces que lo han censado.
Aunque sin la visión en sus ojos; sus sentimientos y presencia están vivos: “Los gobiernos, no me han dado nunca nada. No tengo tarjetas, han venido muchas veces a tomarme datos, en los censos, pero ni siquiera tengo pasajes para ir a ver a la Virgen, el 21 de Enero a Higüey”, refiere.
 Sin embargo recuerda que la pequeña casa, donde vive y comparte con sus gallos, se la facilitó Santos Espiritusanto, quien ahora reside en Italia; aunque recuerda amigos como: Joaquín de la Cruz, Chito García, Marcelo de la Cruz, Rolando Jiménez y Jhossan Capell, que le han dispensado ayudas.

  Refiere que quiere sacar cédula, en momentos en que necesita, lo indispensable para comer. “En una ocasión, el presidente Leonel Fernández se paró ahí enfrente. Me saludó junto a mi mamá y me dejó unos pesitos”.

No hay comentarios: