El Cañero

12 de octubre de 2017

Opinan paro médico perjudica a pobres

Julio César Corniel Amaro
El obispo de la diócesis de Puerto Plata, monseñor Julio César Corniel Amaro y el presidente de la Asociación de Comerciantes e Industriales de Santiago (ACIS), Carlos Guillermo Núñez, rechazaron la huelga convocada por el Colegio Médico Dominicano (CMD) en los hospitales públicos.
Coinciden en que los más perjudicados con esas protestas son las personas pobres que acuden a los recintos en busca de atenciones médicas.
El prelado católico tildó de inhumana la paralización de labores por 48 horas en los centros de salud del sector público, tras señalar que los galenos incumplen el juramento hipocrático, el cual consiste en contribuir a salvar vidas.
Monseñor Corniell Amaro consideró que el presidente del CMD, Waldo Ariel Suero, debería suspender el paro y retomar el diálogo con las autoridades del sector salud del Gobierno.
Sin embargo, el religioso reconoció que a los gremios y otros grupos sociales les asiste el derecho a protestar y a reclamar.
 “A los grupos sociales las leyes les amparan para manifestarse, para reclamar, pero como en el caso de la huelga médica, no deben ser los pacientes quienes paguen las consecuencias. Los servicios médicos no deben suspenderse bajo ningún pretexto”, agregó.

La directiva del CMD inició ayer una huelga por 48 horas en los hospitales del Instituto Dominicano de Seguro Social (IDSS) y del Servicio Nacional de Salud (SNS), manteniendo las emergencias y atenciones a los pacientes en estado crítico. elnacional.com.do
Publicar un comentario