El Cañero

Cañero_180-1 by Miguel Rone on Scribd

17 de marzo de 2020

ESPECIAL: Hechos demuestran que casos de COVID-19 en China están disminuyendo

Spanish. xinhuanet. com 
BEIJING (Xinhua) -- Al tiempo que China ha registrado un declive significativo de nuevos casos de COVID-19, el número de contagios fuera del país se incrementa. Algunos escépticos, ante esta situación, han mostrado sus dudas de que los casos en el país asiático están realmente bajando. Estos son algunos hechos que ayudan a disipar esas dudas.
Desde que se inició el brote de COVID-19 a fines de enero, China ha adoptado medidas de cuarentena masivas y ha movilizado recursos ingentes para contener el virus en el país. Esto ha hecho que los nuevos casos se hayan ido reduciendo drásticamente y, de esta forma, la mejora es un resultado lógico de la respuesta rápida y enérgica del país.
China ha sido transparente en la lucha contra la epidemia y ha compartido datos sobre las infecciones a diario, con una tendencia a la baja explícita de los nuevos contagios.
"No he visto nada que sugiera manipulación de los números. Un brote que creció con rapidez se ha estancado y se ha reducido más rápido de lo esperado", dijo Bruce Aylward, líder del equipo de la misión conjunta para el coronavirus entre China y la Organización Mundial de la Salud (OMS), en una entrevista con "The New York Times" a principios de este mes.
En el pico de la epidemia, la capital de Hubei, Wuhan, el epicentro de la enfermedad, agregó 13.000 camas en 16 instalaciones públicas convertidas en hospitales temporales para personas con síntomas leves. A fecha de 10 de marzo, todos esos hospitales temporales estaban ya cerrados.
A mediados de marzo, muchas provincias y regiones han reducido ya sus respuestas de emergencia, un gran número de empresas han reanudado sus actividades y la mayoría de las autoridades de entrada y salida del país han reiniciado el servicio.
Ante la rápida propagación del virus en todo el mundo, muchos países, como hizo China, están intensificando las medidas, como aislamiento de ciudades, envío de expertos y suministros a puntos críticos y promoción del distanciamiento social. Este tipo de medidas, en la batalla china contra el coronavirus, han dado tiempo al resto del mundo
La experiencia de China en la contención del coronavirus podría ser una lección para otros países que ahora enfrentan el desafío, lo que demuestra que el curso del brote puede "detenerse en seco", afirmó el representante de la OMS en China, Gauden Galea, en una entrevista reciente con el servicio informativo de la ONU.
"La contención fue efectiva y permitió que el resto de China pudiera contener el brote de una manera muy efectiva. La forma que adquirió la epidemia y los pocos casos fuera de Hubei atestiguan el éxito y la efectividad ", explicó.
El martes, las autoridades sanitarias chinas afirmaron que, el día anterior, habían recibido notificación de 21 casos nuevos en la parte continental de China, 20 de ellos importados.

No hay comentarios: