El Cañero

Cañero_180-1 by Miguel Rone on Scribd

24 de marzo de 2020

Es funcionario del Gobierno el representante exclusivo de hacer la prueba para detectar el COVID-19 en el país

Laboratorios autorizados cobran 4,300 pesos, más del 50% de salario mínimo estatal
Redacción/El Correo
SANTO DOMINGO: Es funcionario del Gobierno dominicano el empresario farmacéutico que tiene los derechos adquiridos en el país para realizar las pruebas del coronavirus, que hasta este martes ha dejado 312 casos confirmados y seis fallecidos, entre ella la diseñadora Jenny Polanco.
Según investigaciones realizadas por periodistas de Elcorreo.do, las empresas Roche Diagnostics y Oscar A. Renta Negrón (OARN) son propiedad de Carlos Leroux Moya, quien es miembro de la Comisión Aeroportuaria, designado por el presidente Danilo Medina mediante el decreto número 567-12 del 11 de septiembre del 2012.
Fue designación en sustitución del señor Omar Hasbún, reza al artículo 1 del documento presidencial.
El empresario Leroux Moya ha sido suplidor del Ministerio de Salud Pública al ser el responsable, a través de su empresa, de instalar en el Laboratorio Nacional Doctor Defilló, perteneciente de ese ministerio, el equipo COBA 6800, un dispositivo de biología molecular que permite realizar los exámenes del COVID19.
La sociedad comercial, junto al funcionario del Gobierno, la completa Oscar Renta Negrón, quien funge como distribuidor para la República Dominicana de Roche Diagnostics, según los documentos en poder de ElCorreo.do.
Ha causado extrañeza en el país que el Gobierno no esté realizando las pruebas gratis del coronavirus, como lo están haciendo todas las naciones del mundo, pese a aumentar cada día los casos detectados y que ha llevado a que las autoridades hayan tenido que declarar una emergencia nacional.
En la rueda de prensa de este lunes el ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas, reveló que la institución que dirige fijó, junto a la empresa farmacéutica y los laboratorios privados, el precio que se cobra a los pacientes para los estudios médicos.
El funcionario explicó que los tests que aplican los laboratorios privados Referencia y Amadita, únicos autorizados para hacer el diagnóstico, son adquiridos a través de la multinacional farmacéutica Roche, que compró los derechos internacionales para su distribución. “y como ustedes saben, pues una parte es comercial que tiene un costo, por eso hay un pago que esas empresas están cobrando por el servicio contractualmente que hemos establecido que son RD$4,300”, dijo, ante lo que calificó como una “colaboración público-privada”.
Sánchez Cárdenas argumentó en ese sentido para justificar la razón por la cual el Gobierno no puede socializar la aplicación de las pruebas, por tratarse de un negocio privado.
Ese costo representa casi la mitad del salario mínimo estatal establecido en la República Dominicana, y un poco menos que el más deprimido de los varios salarios que imperan en el sector privado.
El dispositivo COBA 6800, además de identificar el coronavirus, también fue diseñado para su rápida integración en el flujo de trabajo del laboratorio, con soluciones que van desde la pre hasta la post analítica. Dentro de las principales pruebas que realiza el equipo son carga viral para HIV, hepatitis C y B.
Este modelo de estudio fue puesto a operar en el país en el año 2016 por la empresa del señor Carlos Leroux M

No hay comentarios: