El Cañero

Cañero_181-1 by Miguel Rone on Scribd

1 de abril de 2019

Wow Air: sigue la sangría de aerolíneas que dejan de volar


Siete aerolíneas han cesado operaciones desde octubre: Primera Air, Cobalt Air, Small Planet, Joon, Flybmi, Germania y Wow Air
Los precios del petróleo, la sobrecapacidad y la bajada de tarifas han hundido a las aerolíneas más frágiles, pero también han penalizado a compañías más robustas
Michael O’Leary, consejero delegado de Ryanair, pronosticó en octubre de 2018 que habría nuevas quiebras de aerolíneas tras la desaparición de Primera Air, Cobalt Air y Small Planet. Un negro augurio que se ha visto refrendado por los hechos. Desde entonces, Joon, (filial de bajo coste de Air France que cerró por incumplimiento de expectativas) Germania, Flybmi y esta misma semana la islandesa Wow Air se han sumado a una lista negra que no deja de crecer (Ryanair vuelve a insistir en que el precio del combustible provocará quiebras)
Las bancarrotas se han producido en un contexto de elevados y sostenidos precios del petróleo, de exceso de capacidad y de una bajada de tarifas en toda Europa. Una coyuntura con la que han podido lidiar los grandes grupos aéreos gracias a su fortaleza financiera, pero que se ha llevado por delante a las aerolíneas más frágiles y que ha puesto en un brete incluso a Norwegian, la tercera ‘low cost’ europea, que ha tenido que recurrir a una ampliación de capital, cierre de bases aéreas, venta de activos, e incluso una redefinición de su modelo de crecimiento (Norwegian: despidos y cierre de bases para intentar sobrevivir)
Y otra vez, un augurio de O’Leary que en febrero de 2019 dijo que “Norwegian no sobrevivirá como una aerolínea individual”. Quien no ha sobrevivido como CEO de Ryanair ha sido el propio O’Leary, que ha sido apartado del puesto y promocionado a CEO del grupo de aerolíneas filiales de Ryanair. Y todo tras las pérdidas de 20 millones de euros de Ryanair del último trimestre de 2018 frente a las ganancias de 105 millones del año anterior. Antes de dejar su puesto O’Leary ha vaticinado nuevas quiebras, fusiones y una reducción drástica de líneas aéreas. (O’Leary: “En Europa solo quedarán IAG, Lufthansa, EasyJet, Ryanair y Air France”)
Wow Air ha suspendido operaciones tras fracasar las negociaciones que durante meses ha mantenido con su rival Iceland Air y con el fondo Índigo. Wow Air, que ofrecía vuelos a Madrid, Barcelona, Tenerife, Nueva York y Washington, transportó 3,5 millones de pasajeros el año pasado.
Todas las compañías quebradas recientemente eran ‘low cost’, pero la Asociación de Líneas Aéreas desmiente que el modelo esté en crisis. “La industria aérea es muy competitiva para beneficio de los consumidores y solamente aquellas compañías con un modelo de negocio robusto van a poder sobrevivir, pero independientemente de si ese modelo de negocio es de ‘low cost’ o de aerolínea tradicional”,  asegura Javier Gándara, director de la Asociación de Líneas Aéreas (ALA).
 “Cualquier compañía puede empezar a hacer una ruta y competir contigo; es una industria donde la supervivencia es difícil, tenemos marcas icónicas como fue la Panam, la Twa, Swiss Air o Sabena que estaban y que desaparecieron y en su día nadie pensaba que pudieran desaparecer, concluye Gándara en una entrevista con preferente.com (La patronal aérea niega que el modelo ‘low cost’ esté en crisis).
Wow Air es el último nombre de la lista maldita de aerolíneas desaparecidas en la última década. En agosto de 2017 Air Berlín se declaró insolvente con una deuda que superaba los mil millones de euros. Air Berlín, que empleaba a más de 8.600 personas y operaba 140 aviones, se declaró en bancarrota después que su principal accionista, Etihad Airways, retirase sus fondos tras años de pérdidas (La caída de Air Berlín deja paso a la lucha Ryanair-Lufthansa).

No hay comentarios: