El Cañero

Cañero_181-1 by Miguel Rone on Scribd

23 de marzo de 2015

El Tribunal Constitucional y los Rayos X

Por Guido Riggio Pou
Nos resulta extraño y sospechoso que ahora Tribunal Constitucional se muestre tan sensible, tan presto y afanado en rechazar “la presión”, la ingerencia que le hace director de Aduanas Fernando Fernández en el caso de los rayos X. Inclusive se ha precipitado y ha condenado al director en un juicio muy extrañó, con sentencia precipitada, inconstitucional, no contemplado en sus reglamentos.
Su “reacción a la presión”, a la ingerencia de este funcionario, contrasta grandemente con el hecho de que en un reciente Tedeum auspiciado por el propio Tribunal Constitucional el Cardenal López Rodríguez se atrevió a presionar a los jueces presentes, arengándolos sin sonrojo, citamos:
“Alertó a los jueces constitucionales de que en los próximos días un grupo de instituciones y personas que no están de acuerdo con la decisión y promulgación de esa nuevo Código Penal, llevarán al TC un recurso de inconstitucionalidad contra esa legislación, con el que el que se identifica y apoya totalmente.”
Y me pregunto…
¿Por qué el Tribunal no le rechazó al Cardenal LP esta bochornosa arenga pública que les hizo tratándolos como meros vasallos? ¿Qué ascendencia tiene este prelado sobre los jueces para atreverse a darles estas vergonzosas instrucciones? ¿Por qué en la ocasión el presidente del Tribunal no rechazó “la presión” del cardenal con la misma vehemencia que hoy rechaza la presión del director de aduanas por los rayos X? ¿Acaso no se trata de presiones e injerencias?
Ni siquiera se tomó en cuenta de que, mientras el Cardenal se preocupaba por defender los intereses de su Iglesia, el señor Fernández se preocupaba por los intereses nacionales, por la seguridad, por la soberanía del Estado dominicano, la que éste debe ejercer sobre el territorio nacional y la que afecta a Estados aliados. La misma soberanía nacional que el propio Tribunal dice defender con su mostrenca sentencia racista, inhumana y arbitraria.

No hay comentarios: