El Cañero

Cañero_181-1 by Miguel Rone on Scribd

19 de diciembre de 2013

“Yo soy así”

Por Pedro Pilier Reyes
Es oportuno reflexionar el contenido de la frase “yo soy así”, expresión repetida con frecuencia, la misma afecta la convivencia en la persona, la familia y la empresa, escuche con atención en el programa “Siguiendo tus Huellas” al Lic. Puro Blanco Genao, por su profesionalidad en el tema comparto los conceptos del referido profesional, cito:   

“La persona que dice “yo soy así” detiene el crecimiento personal porque se cierra al cambio y cuando una persona se cierra al cambio es muy difícil que pueda convivir con los demás”. 

“La personalidad tiene que ver con los temperamentos. La  riqueza de la variedad de los temperamentos es que cada quien aporte a la convivencia. La idea es que uno aprenda a convivir con el otro”.

Los  párrafos citados, son una oportunidad para reflexionar en la apertura, o mente abierta,  para crecer en término personal y así aportar a un mejor ambiente en el ámbito o lugar donde hacemos vida social, laboral, familiar y empresarial. “Yo soy así” es sinónimo de fracaso. El aporte que haga la persona en esa misma proporción logra la felicidad y la buena connivencia. 

Convivencia es la acción de convivir (vivir en compañía de otro u otros). En su acepción más amplia, se trata de un concepto vinculado a la coexistencia pacífica y armónica de grupos humanos en un mismo espacio. Por ejemplo: “El gobierno debe garantizar la convivencia de los diversos grupos étnicos sin que se produzcan estallidos de violencia”, “Llevamos tres meses de convivencia”.

Convivencia: El ser humano es un ser social. Ninguna persona vive absolutamente aislada del resto, ya que la interacción con otros individuos es imprescindible para el bienestar y la salud. La convivencia, de todas formas, puede resultar difícil por las diferencias de todo tipo (sociales, culturales, económicas, etc.) que existen entre los hombres.

 El respeto y la solidaridad son dos valores imprescindibles para que la convivencia armónica sea posible. Por supuesto, existen distintos niveles o tipos de convivencia: la convivencia con la familia en el seno de un hogar es muy diferente a la convivencia con otros seres humanos en el marco de una comunidad (un barrio, una ciudad), ya que la intimidad de ambos casos es incomparable.

No hay comentarios: