El Cañero

3 de diciembre de 2021

La “transición discreta” de Marta Ortega: los cambios, los nombramientos y los desafíos de la nueva Inditex

 Pablo Isla ha calificado de “muy buena noticia” su relevo, y ha señalado que Inditex es una empresa “más de equipos que de personas”.

POR JAVI SÁNCHEZ    -    Vanity Fair

Amancio y Marta Ortega.GETTYIMAGES

El nombramiento de Marta Ortega como nueva presidenta de Inditex puede que haya sorprendido al mundo y a las bolsas, pero se trataba de un proceso largo y meditado. Una “transición discreta” como la calificó Pablo Isla en una rueda de prensa este martes. Isla ha hecho hincapié en que la nueva consejera dominical (accionista en el Consejo) “ha impulsado muchísimas iniciativas (…). Es una persona que conoce muy bien la empresa y es muy buena noticia que pase a ser la presidenta de la compañía”.

Eso sucederá el día 1 de abril de 2022, cuando Ortega sustituya definitivamente a Isla como presidenta. Hasta entonces, el considerado mejor directivo del mundo se centrará en la transición dentro de la compañía. Un proceso que lleva tiempo gestándose y en el que habrá cambios de protagonistas. Y de estructura. A partir de ahora, Inditex contará con un comité de dirección, integrado por miembros de las distintas áreas de la empresa. Compuesto principalmente por nombres históricos de la casa, que ayuden a Ortega a hacerse con las riendas de la compañía, más allá de Zara, donde la hija de Amancio ha desarrollado casi toda su carrera.

Aun así, en esa apuesta por la veteranía, destaca el nuevo consejero delegado, Óscar García Maceiras. Es el nombramiento más sorprendente, porque García Maceiras, coruñés y abogado del Estado en excedencia, lleva poquísimo tiempo en la empresa. El nuevo consejero delegado aterrizó en marzo de este año en Inditex, adonde llegó tras una extensa carrera en la banca (Popular, Santander, Pastor, Sareb). Sustituyó a uno de los hombres de la máxima confianza de Amancio Ortega, Antonio Abril, como secretario general, y pronto se convirtió en uno de los hombres de referencia de Isla. Ahora, operará como CEO de la empresa, al servicio de Marta Ortega.

Ese nombramiento ha desplazado a varios nombres. El hueco que ha dejado como secretario general lo ocupará Javier Monteoliva, un histórico de la casa. Monteoliva lleva décadas dirigiendo el área jurídica de Inditex, desde los tiempos de Amancio. Bajo la presidencia de Isla, se convirtió también en vicesecretario del Consejo. 

No es el único histórico en destacar en el nuevo organigrama. Resulta curioso que la empresa haya querido señalar que José Arnau Sierra, la mano derecha de Amancio que gestiona el patrimonio de la familia Ortega, seguirá siendo vicepresidente en Inditex. Es el único de los nombres que no ostenta nuevo cargo en tener una referencia en el comunicado de la compañía. Y puede interpretarse como una señal de calma a los mercados: Arnau es, después de todo, el principal valedor de Amancio desde su retirada de Inditex, y el hombre que gestiona tanto el grupo Pontegadea como la Fundación Amancio Ortega, los principales pilares de la vida Amancio a este lado del gigante textil.

Carlos Crespo, otro veterano, ha encontrado también acomodo como director en el área que más desafíos ofrece a Inditex: sostenibilidad y transformación digital. Han sido dos de los principales pilares de la presidencia de Isla, y el nombramiento de Crespo, hasta ahora consejero delegado, parece encaminado a seguir trabajando a fondo ese legado, donde más retos afronta la casa. Crespo también liderará el nuevo comité de dirección como director general de Operaciones. Un comité formado por los directores generales de Pull & Bear, Massimo Dutti y Zara, buena parte de los directivos de la marca principal de Inditex (y a los que Marta Ortega conoce bien), y un puñado de directivos de las áreas financiera y de comercio electrónico. El comité da buena idea de dónde residen las apuestas y retos de la Inditex del mañana.

Isla señaló en la rueda de prensa que Inditex es una empresa “más de equipos que de personas”, pero el nuevo organigrama deja buenas pistas sobre lo que se encontrará Marta Ortega en abril: un joven CEO (García Maceiras tiene 46 años, nueve más que Ortega) con el que ir dotando de sello personal a la casa, y un puñado de directivos de la máxima confianza de padre e hija y del saliente Isla, colocados en las áreas cruciales para el futuro de Inditex. El relevo llega en el momento “óptimo”, según Isla, que ha señalado que Inditex cuenta con “una estrategia definida” y que por ello era el momento de culminar esta sucesión.

No hay comentarios: