El Cañero

Cañero_198-1 by Miguel Rone on Scribd

27 de diciembre de 2021

“Actuaré siempre como trabajadora social y educadora”

 María E. Pérez  | El Caribe

Lo que más le apasiona y disfruta Dorca Barcácel “es trabajar para la gente y con la gente”.

Dorca Barcácel recibió un homenaje especial durante la premiación Mujeres que Cambian el Mundo del BHD-León

Dorca Barcácel es un modelo de servicio y un referente de trabajo social para el mundo, pues desde joven descubrió que el trabajo social era su vocación y asumió el compromiso con la transformación de su entorno. “Actuaré siempre como trabajadora social y educadora, acción que testimonio, a través del ejercicio y de las intervenciones que aún con mi edad ejerzo”, expresó Balcácer, una ferviente promotora de la formación como motor de cambio, que con su trabajo ha impulsado el desarrollo socioeconómico y ambiental de las provincias Espaillat y Hermanas Mirabal.

Su compromiso de servir se convierte en cada momento en un reto permanente, que la motiva a seguir buscando el bienestar de los sectores más vulnerables y excluidos de la sociedad, acción que la estimula a coordinar con instancias público -privado y comunitaria, consciente de que “en la unión está la fuerza”.


Recientemente, Dorca Balcácer recibió un homenaje especial durante la premiación Mujeres que Cambian el Mundo, del BHD León por su compromiso de servir, asumido durante 56 años, lo que para ella se convierte en un reto permanente que la motiva a seguir buscando el bienestar de los sectores más vulnerables y desposeídos en nuestra sociedad.

1. Infancia productiva

Nací en Moca el 02 de septiembre de 1937, en mi infancia se disfrutaba de un ambiente sano, seguro, para entonces la ventaja que teníamos sobre otras familias era que mi padre, Luis María Barcácel García era propietario de una pequeña empresa de zapatería, donde trabajaban 10 zapateros, constituyéndose en medio de producción y a la vez de formación. Éramos seis hermanos, los tres mayores, Luis Domingo, Héctor Cándido, ambos fallecidos y Pedro Pablo Barcácel Tejada trabajaban desde pequeño, formándose en las diferentes disciplinas como patronista, que era sacar el molde, en corte y preparador y confección en la máquina. Ese oficio fue la antesala para sus futuras profesiones pues se graduaron de abogado, ingeniero agrónomo y sociólogo y antropólogo. De ese ambiente de arte sano, valoro mi infancia como productiva, no había tiempo para aburrirse, apoyábamos la producción, poniendo cordones, plantillas, haciendo cajas, disfrutábamos de un ambiente sano, seguro, recuerdo que mi abuela cocinaba al cura de la comunidad salesiana. Mi madre, Ana Dilia Tejada Portorreal era una modista con condiciones nata de diseñadora, ella se inventaba las modas. Mis estudios básicos los realicé en la Escuela Oficial, el bachillerato Comercial en el Colegio María Auxiliadora y el tradicional en el Liceo Nocturno. Los universitarios en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM). Luego, hice una Maestría en Ciencias de la Educación, Planificación Educativa, en UTESA, 1995; ocho módulos sobre el Fortalecimiento Institucional, Proyecto ARIES – NATHAN- AID, Post Grado en Investigación Científica; entre otros”.

2. Primer trabajo

Mi primer trabajo fue cubriendo una licencia de una profesora en estado de gestación en la comunidad de Los Bueyes, en 1956, una zona inhóspita a unos 33 kilómetros de distancia desde Moca. La experiencia fue interesante y placentera, aunque entraba a pie a la comunidad porque no sabía montar burro, ni caballo y donde nos dejaba el jeep era a unos 5 Kms del centro. Luego me hice una experta manejándolo. Ahí realicé una labor social intensa, aun siendo una maestra improvisada. Antes de terminar la licencia, me nombraron Secretaria del Distrito Escolar de Moca, más adelante me ascendieron a secretaria de la Dirección Regional, fue un nombramiento efímero, funcionó en Moca por poco tiempo. Posteriormente, fui secretaria docente, subdirectora y directora interina durante trece años del Liceo Nocturno Francisco Manuel Compres”.

3. Matrimonio

Un momento inolvidable fue mi boda, un matrimonio excepcional con Amado Bencosme Pérez, fallecido, y los partos de mis hijos José Amado, graduado de ingeniero Geólogo y de Minas; Mayra Josefina, licenciada en Trabajo Social; Rosanna Grisel, licenciada en Administración de Empresa; Dilia Johany, ingeniera Industrial; y Sergia Dolores Paulino Mercedes, hija de crianza, se graduó de enfermera y repostera. Ha sido de gran satisfacción haber logrado la profesionalización de mis hijos. Mi esposo falleció en 1983, hace 39, antes de cumplir 49”.

4. Satisfacción

Me siento satisfecha de trabajar junto a un equipo interdisciplinario de agrónomos, trabajadores sociales, veterinarios, economistas, mejoradoras del hogar, aplicando la Ley 8-65 sobre descentralización del sector agropecuario y realizando un trabajo de extensión, capacitación, supervisión y créditos que favoreció la descentralización de la Secretaría de Estado de Agricultura en las regionales que existen en la actualidad. Iniciamos el trabajo bajo el lema Hablar un mismo idioma, cuyo objetivo era trabajar con la gente y las plantas. Fungí como directora del Departamento de Capacitación, Extensión y Desarrollo Rural en la zona agrícola de Espaillat durante ocho años, cubriendo licencia de la titular en dos ocasiones a nivel regional. Una experiencia gratificante fue trabajar en equipo en el sector agropecuario, dirigir la Universidad Mundial Dominicana y lograr la continuidad de la educación superior en las provincias Espaillat y Puerto Plata, a través de la Universidad UTESA, luego de un período intenso y que pudo haber sido frustrante por la crisis que se produjo en la Universidad Mundial 1984-86”.

5. Grata experiencia

Una gran experiencia fue haber tenido la iniciativa de introducir la metodología de capacitación, extensión, desarrollo rural y aportar al programa de micro crédito a los sectores fotovoltaicos, agropecuario, reforestación y organización comunitaria, y ver sembrar y crecer los zapotes que hoy se están industrializando, aumento de la biodiversidad que dan paso al retorno de aves. Una gran experiencia ha sido la construcción de dos microhidroeléctricas en Los Bueyes de Espaillat y Las Tres Cruces de Salcedo, haber tenido la oportunidad de viajar a varios países a captar recursos, presentar proyectos y formar parte de una comisión en Oslo, Noruega para identificar acompañamiento para los problemas dominico –haitiano, con auspicio de la embajada y la iglesia de ese país. Otra experiencia fue participar en varios proyectos de desarrollo social y empresarial con acompañamiento de organismos de cooperación nacionales e internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos (USAID), Países Bajos, Banco Mundial, Programa de Pequeños Subsidios (PPS), Programa de Energía Renovable de Naciones Unidas y Unión Europea, ministerios de Agricultura de Turismo, entre otros”.

6. Iniciativas innovadoras

Desde mi integración en la Asociación para el Desarrollo de la Provincia Espaillat (ADEPE) he promovido iniciativas innovadoras que de forma colectiva contribuyen con el bienestar de cada persona. Fundamos la Cooperativa de Servicios (COOPADEPE), a través de la cual hemos impulsado el progreso socioeconómico de los sectores productivos y sociales de la región, ofreciendo a sus 37 mil socios, además de servicios financieros, programas de asesoría y capacitación. Trabajamos con la microempresa, asociábamos también productores para darles préstamos asociativos. Con el apoyo de organismos nacionales e internacionales impulsamos el desarrollo agroforestal y ecológicos de la cuenca del Rio Jamao, implementando técnicas de cultivos sostenibles, había asesoría, supervisión y capacitación, medición de impacto para determinar cómo la gente cambiaba de situación, de estatus o mejoraba. Agrupamos en un medio ecológico a 18 comités sectoriales conformados por 65 organizaciones de base y organizamos más de 200 juntas de vecinos. Desde ADEPE creamos la granja de producción animal y mejoramiento agrícola en las que se realizan investigaciones e innovaciones para su implementación en las comunidades, resultando de ahí entre otros logros, la siembra de 6 millones de árboles frutales, maderables, café y cacao en la cuenca del Rio Jamao y en otras provincias”.

No hay comentarios: