El Cañero

Cañero_183-1 by Miguel Rone on Scribd

23 de diciembre de 2020

Varios países europeos cancelan los vuelos desde el Reino Unido por temor a la nueva cepa del virus

 Por:  Agencias SIN


Varios países europeos cancelan los vuelos desde el Reino Unido por temor a la nueva cepa del virus

EUROPA.- Italia, Alemania, Países Bajos, Bélgica, Austria, Irlanda y Francia suspenden las conexiones aéreas. España no interrumpe la comunicación con el país británico, pero reforzará los controles con pruebas PCR.

La Unión Europea ha comenzado este domingo a blindarse frente al Reino Unido para intentar frenar la propagación de una nueva cepa del virus, detectada en las islas británicas y a la que el Gobierno de Boris Johnson atribuye el repunte de casos de COVID-19 en su país. El Ejecutivo holandés de Mark Rutte fue el primero en prohibir los vuelos procedentes desde el Reino Unido, desde el 20 de diciembre hasta el 1 de enero. Bélgica, Italia, Austria, Alemania, Francia e Irlanda también han anunciado el veto a los pasajeros procedentes de Gran Bretaña.

El aislamiento del Reino Unido por avión, barco y tren coincide con la recta final de las negociaciones con la Unión Europea sobre un acuerdo comercial para evitar una drástica ruptura el próximo 31 de diciembre, cuando expira el período de gracia pactado tras la salida del país de la UE el pasado 31 de enero. El Ejecutivo de Johnson se topa así con una tormenta perfecta, provocada por el coletazo definitivo del Brexit y por el último zarpazo del virus SARS-CoV-2.

España no cerrará el tráfico aéreo con el Reino Unido, como sí han hecho otros países europeos, pero el Gobierno ha anunciado a última hora de la tarde de este domingo que reforzará el control con pruebas PCR a los viajeros procedentes del país británico. Fuentes del Gobierno explican que este lunes insistirán en una reunión con el resto de los países de la Unión Europea en “la necesidad de adoptar medidas coordinadas sobre los vuelos procedentes del Reino Unido”. “España mantiene su postura de que cualquier decisión en este sentido debe ser común y evitar la unilateralidad”, añaden las mismas fuentes. Esta mañana, España había anunciado que cortaría los vuelos con el Reino Unido si no llegaba una respuesta conjunta de la Unión Europea. Desde el Ejecutivo consideran que, al exigir una prueba PCR a los viajeros del Reino Unido —a diferencia de otros países europeos—, un refuerzo de este control es suficiente hasta la reunión del lunes por la mañana.

“Tras conocer el anuncio de varios países de suspender sus vuelos con el Reino Unido, informamos de que el Gobierno de España ha pedido esta mañana a la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, y al presidente del Consejo, Charles Michel, una respuesta comunitaria coordinada ante esta nueva situación”, decían fuentes del Ejecutivo por la mañana. Michel convocó un encuentro por videoconferencia este mismo domingo con los representantes permanentes de los países para analizar la evolución del virus y de las nuevas cepas. Estas fuentes aseguran que ha habido un intercambio de información sobre las medidas que va a adoptar cada país respecto al cierre con Reino Unido, la prohibición de vuelos u obligación de PCR. La reunión de mañana proseguirá los esfuerzos de coordinación.

El cerrojazo fronterizo también abre una incógnita sobre la estrategia sanitaria de la UE, que durante los últimos meses había logrado mantener abiertas las comunicaciones entre los Estados miembros y evitar el caos en el transporte de pasajeros y de mercancías vivido durante la primera ola. A efectos de transporte, el Reino Unido sigue siendo de facto miembro de la UE hasta el 31 de diciembre, por lo que el veto a sus vuelos y trenes podría anticipar una escalada de prohibiciones si la tercera ola se precipita o golpea de forma más virulenta de lo esperado. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha pedido a sus miembros en Europa que “refuercen sus controles”, según ha indicado un portavoz de la filial europea del organismo a la agencia AFP.

Italia es uno de los países que no ha esperado a una decisión común. El ministro de Exteriores italiano, Luigi Di Maio, ha comunicado el cierre de su país al Reino Unido en Twitter: “Como Gobierno tenemos el deber de proteger a los italianos y por esa razón, tras haber avisado al Gobierno inglés, estamos a punto de firmar una medida con el ministro de Sanidad para suspender los vuelos con Gran Bretaña. Nuestra prioridad es proteger Italia y a nuestros connacionales”.

Alemania también suspende el tráfico aéreo con el Reino Unido desde esta medianoche. “Es necesario prohibir de inmediato y temporalmente los vuelos del Reino Unido e Irlanda del Norte a la República Federal para proteger a la población de Alemania y limitar la entrada y la rápida propagación de las nuevas variantes del virus”, señala la orden alemana. Un reglamento especial del Ministerio de Sanidad alemán hará posible que los aeropuertos alemanes prohíban los vuelos desde el Reino Unido y Sudáfrica, donde también circula una nueva cepa del virus. “La información disponible sobre la mutación se está evaluando a toda velocidad y el Gobierno alemán también está en contacto con sus socios europeos”, ha dicho un portavoz del ministerio citado por varios medios alemanes.

A última hora de la tarde, la agencia AFP ha informado de que Francia prohíbe todos los desplazamientos desde el Reino Unido durante 48 horas a partir de la medianoche de este domingo.

La nueva variante ha obligado al Reino Unido a endurecer las restricciones en Londres y otras zonas del sur del país. Según el Ejecutivo de Boris Johnson, tiene una mayor capacidad de transmisión (hasta un 70% más que la cepa anterior) y, por tanto, los contagios se producen con mayor rapidez, aunque los científicos advierten de que aún no se conoce si esta nueva cepa es realmente más contagiosa.

Un nuevo contagio de esa nueva cepa ya ha sido detectado en Países Bajos: el ministerio neerlandés de Sanidad ha comunicado la presencia del patógeno en el país y su departamento investiga ahora el origen de la infección. A la vista de la situación, el Gobierno ha prohibido los vuelos de pasajeros desde el Reino Unido hasta el 1 de enero e investiga en estos momentos si hay que ampliar las restricciones. Las suspensiones de los vuelos no incluyen los de carga y tampoco los desplazamientos por tierra y barco, pero se aconseja viajar solo en caso de extrema necesidad.

No hay comentarios: