El Cañero

Cañero_180-1 by Miguel Rone on Scribd

8 de agosto de 2019

¿Adiós al salto El Limón?


SIN SU CORTINA BLANCA, SE REDUCEN LAS VISITAS AL ÍCONO ECOTURÍSTICO DE SAMANÁ
Así cambió el salto entre marzo de 2018 y julio de 2019. ©Yoneidy León
Yaniris López - yaniris.lopez@listindiario.com
Santo Domingo.- La sequía no es la única culpable del bajo nivel de agua que registra el río Arroyo Chico y que ha dejado sin cortina blanca al salto El Limón, en Samaná.
El conuquismo, la quema sin control, la tala de árboles y el cambio en el uso de suelo en las comunidades ubicadas alrededor del área protegida y su zona de amortiguamiento inciden en la pérdida del líquido que alimenta la cascada de 40 metros.
La información la comparte con Listín Diario el vicepresidente de la Asociación Comunitaria Ecoturismo Salto del Limón (Acesal), Salvador Alcalá.
El salto está seco desde mayo de este año, dice Alcalá. En el 2015, debido también a la sequía, las excursiones se pararon por un mes.
Alcalá descarta, ante todo, que se trate de robo de agua en la parte alta del río.
Pozo Hondo, El Jamo y La Funia, los manantiales más importantes que le dan agua a Arroyo Chico, están secos ahora mismo, señala.
 “No hay agua para robar. No hay estancamiento de agua, el río está seco a la mitad. Antes de llegar a la cascada hay un ojo de agua pero es débil. La sequía disminuye el caudal del agua por el conuquismo, la quema sin control y la tala de árboles. Son las consecuencias del problema que tenemos en Samaná”, afirma el gestor social.
IMPACTO EN EL TURISMO
Apagado el mayor atractivo ecoturístico de montaña de la provincia, la visitación se ha reducido en un 70%, apunta.
De un promedio de 70,000 visitas al año, se esperan menos de 40,000 para finales de 2019. En verano, los turistas locales son los que más visitan el salto.
 “La mayoría de nuestros turistas extranjeros vienen de Bávaro, pero están suspendiendo las excursiones por lo que está sucediendo. Estamos teniendo interrupciones fuertes de visitación. Cuando llueve, el salto retoma un hilito, pero ahora no se sabe cuánto va a durar la sequía”.
Entre las comunidades que más se benefician del ecoturismo figuran Juana Vicenta, Rancho Español, Arroyo Chico, Arroyo Zurdido, El café y El Limón.
 “En estos momentos la economía se siente afectada, los negocios están disminuyendo las ventas y hay una recesión en la zona, pero seguimos haciendo excursiones, las mínimas, advirtiéndoles a los visitantes que no verán mucha agua”.
PROPUESTAS
Para Alcalá, una de las opciones podría ser la agroforestería realizada de manera sostenible.
Comenta que ahora mismo la gente siembra yuca y ñame y que, fuera de esto, solo quedan las fincas de ganado.

No hay comentarios: