El Cañero

Cañero_180-1 by Miguel Rone on Scribd

27 de febrero de 2020

Tecnología a la vanguardia visualiza los hábitats marinos de República Dominicana como nunca antes


Ejecutivos de TNC, GAO, FGPC, Fundemar y la RAD
The Nature Conservancy en República Dominicana y el Global Airborne Observatory desarrollaron imágenes de alta resolución y mapas para revelar información esencial para proteger la vida submarina en las costas del país.
La organización de conservación ambiental The Nature Conservancy (TNC) y el Global Airborne Observatory (GAO), en colaboración con Fundación Grupo Puntacana (FGPC), la Fundación Dominicana de Estudios Marinos (FUNDEMAR) y la Red Arrecifal Dominicana (RAD), lograron potenciar la conservación de los arrecifes coralinos en República Dominicana al utilizar tecnología a la vanguardia para desarrollar mapas que permiten visualizar como nunca antes los hábitats marinos costeros.
Estos nuevos mapas, compuestos por imágenes de alta resolución y modelos tridimensionales del suelo marino, revelan con detalle la ubicación y condición de los arrecifes coralinos y las praderas marinas, que son oasis de vida bajo las olas. Con esta información disponible para guiar esfuerzos de conservación, la República Dominicana se convirtió en el primer país en el Caribe en utilizar este tipo de tecnología, con mapas que están guiando las actividades de restauración de corales en la costa del sureste.
El pasado mes de noviembre, FGPC y sus socios lideraron una iniciativa de restauración de corales cuerno de ciervo (Acropora cervicornis) en el Santuario Marino Arrecifes del Sureste. Para identificar allí los sitios prioritarios donde sembrar fragmentos de coral, los científicos y colaboradores locales se guiaron utilizando los nuevos mapas e imágenes. Con esta investigación, identificaron los sitios que aumentarían la probabilidad de supervivencia de los fragmentos e incrementarían su impacto positivo en el hábitat marino y la protección costera. Durante la quinta edición del evento, llamado Coralmania 2019, decenas de voluntarios, turistas y buzos se movilizaron a las costas de Bávaro y trasplantaron exitosamente 1,711 colonias de corales en tres días.
Los mapas utilizados están compuestos por imágenes capturadas por el avión del GAO, el cual sobrevoló la costa capturando imágenes hiperespectrales. Este tipo de imagen revela más información que una fotografía tradicional. Los sensores equipados en el avión del GAO capturan cientos de bandas de luz más que una cámara común, y revelan detalles que no se pueden ver desde la superficie del mar. Con estas imágenes, se pueden medir y analizar la profundidad en el mar hasta un máximo de 15 metros, cobertura de corales vivos, hábitats idóneos para peces, presencia de algas, y más atributos.
Las imágenes que componen esta serie de mapas cubren los hábitats cercanos a la costa dentro de los aproximadamente 7,500 kilómetros cuadrados de área del Santuario Marino Arrecifes del Sureste. Esta información servirá de línea de base para hacer el seguimiento acerca de la supervivencia de los corales transplantados, poder observar cómo los mismos pueden ser afectados por el cambio climático y medir el impacto que tienen los huracanes.
De acuerdo con Francisco Núñez Henríquez, director de TNC para Caribe Central, son pocos los países que cuentan con estudios de esta envergadura, que permiten documentar la condición de los arrecifes coralinos a gran escala y fomentar su conservación. Este esfuerzo de mapeo fue producido dentro del programa de trabajo de la RAD, institución presidida por la Dra. Rosa Margarita Bonetti de Santana y su junta directiva compuesta por: Fundación Propagas, TNC, FGPC, FUNDEMAR, Reef Check Dominicana y el Consejo Dominicano de Pesca y Acuicultura. Un total de 26 organizaciones integran la RAD en una suma de esfuerzos en la defensa y conservación de los corales.
 “Con esta labor en conjunto producimos y hacemos disponible para los dominicanos los resultados que revelan tanto el gran valor ecológico que se encuentra en las áreas marinas, como la urgencia de protegerlas”, dijo Núñez Henríquez. “Este empoderamiento guía e inspira los esfuerzos de conservación, sabiendo que podemos identificar las áreas prioritarias y tener un gran impacto. Es un aporte a la conservación, a las comunidades y a todas las industrias que dependen de hábitats costeros saludables”.

No hay comentarios: