El Cañero

Cañero_188-1 by Miguel Rone on Scribd

20 de octubre de 2014

DECLARAN PACIENTES NO PUEDEN ESPERAR PACTO POR LA SALUD EDDIS B.

CASTILLO ASTACIO
Director Ejecutivo CODODSALUD  
La Coalición Dominicana de Ongs por la Defensa de la Salud (CODODSALUD) advierte al Consejo Nacional de la Seguridad Social y al Ministerio de Salud Pública, que la adecuación del Catálogo de Prestación de Servicios de Salud por el que se rigen las ARS, no puede depender de la concertación de un pacto por la salud, porque las personas que están ya padeciendo enfermedades, no pueden esperar la ejecución de un acuerdo cuyo proceso indudablemente resultará muy largo y complicado.
Los pacientes nos sumamos y respaldamos la propuesta hecha por la doctora Guzmán Marcelino, Ministra de Salud, quien junto a otros sectores de la vida nacional, han planteado la necesidad de concertación de un pacto para la reforma del sector salud, pero deben entender que el cuerpo y las enfermedades no conocen la palabra “espera”. Nosotros necesitamos y exigimos soluciones inmediatas para sobrevivir.
CODODSALUD, en nombre de los pacientes con enfermedades de alto costo y complejidad, así como de todos los dominicanos y dominicanas, requerimos que la nueva ministra de salud pública disponga que esa cartera proceda a elaborar y adecuar el Cuadro Básico de Medicamentos y el Plan Básico de Salud, para ser entregado al Consejo Nacional de la Seguridad Social (CNSS), con la finalidad de que el Plan de Servicios de Salud  (PDSS) pueda ser mejorado y poner fin al colapsado y deficiente sistema que tiene el país.
Queremos señalar que la muerte de los once niños fallecidos recientemente en el hospital Robert Reid Cabral, es solo una muestra mínima de lo que realmente está ocurriendo en el país en materia de salud, por los obstáculos que desde hace varios años ha puesto el Consejo Nacional de la Seguridad Social para abocarse a realizar los cambios necesarios que los dominicanos y dominicanas necesitamos, para tener acceso a procedimientos y medicamentos más dignos.
Son innumerables los pacientes asegurados que mueren por falta de medicamentos antihipertensivos, porque agotaron ya los miserables 3 mil pesos anuales que les ofrece el obsoleto catálogo de prestación de servicios y no tienen el dinero para comprarlos.
¿Cuántas personas con padecimiento de cáncer,  complicaciones gástricas,  hepáticas, de médula ósea, y otras tantas patologías tratables están muriendo por falta de la adecuación del Cuadro Básico de Medicamentos y el Plan Básico de Salud de la Seguridad Social?
¿Cuántos pacientes renales mueren día a día en las clínicas y hospitales del país, por las infecciones causadas por catéteres para hemodiálisis, porque la seguridad social no les cubre la construcción de fístulas arteriovenosas?
Valoramos como positivo la propuesta del pacto, el cual deberá ser el resultado de un proceso que incluya las fases de consultas y debates, con el fin de llegar a la elaboración de un documento que contenga los compromisos asumidos por el Estado, estableciendo un sistema de veeduría, donde todos los actores del sistema colaboren con las acciones dirigidas a fortalecer y mejorar las atenciones de salud en todos los centros asistenciales tanto públicos como privados.

CODODSALUD demanda y reitera la necesidad de crear y fortalecer los programas encaminados a prevenir las diferentes enfermedades que aquejan a la población, de las cuales muchas de ellas pueden evitarse en su  totalidad.
Un elemento importante llamado a disminuir el gasto en salud, es la inversión en un adecuado programa de prevención de las enfermedades, cuya fuente de financiamiento está establecida por la ley 87-01.
Es impostergable la modificación de la ley 87-01, especialmente en lo que se refiere al artículo 24 que otorga la facultad del veto al sector empleador, para que esta sea una atribución exclusiva del Estado, como garante y responsable de la salud de los dominicanos.
Hemos de reiterar que el actual sistema que rige a las ARS está diseñado para garantizar exclusivamente los intereses del sector empresarial, lesionando sensiblemente la economía nacional, ya que los pacientes que no obtienen la cobertura de los medicamentos y procedimientos que les son indicados, van a parar al Ministerio de Salud u otras instituciones de asistencia social pagadas por el Estado dominicano.
Es bueno señalar, como un ejemplo palpable, que solamente en el área renal, el Estado debe invertir anualmente unos 168 millones de pesos, suma esta que podría disminuir con la habilitación de los hospitales públicos.

Necesitamos que sea escuchada la voz y las necesidades de los pacientes de las diversas patologías debidamente representadas en las Ongs., de salud, evitando de esta manera que las modificaciones sean tan solo el resultado de un trabajo de gabinete y de respaldo a los intereses del sector empresarial u otros sectores interesados.

No hay comentarios: