El Cañero

Cañero_180-1 by Miguel Rone on Scribd

12 de junio de 2013

LA LAGUNA GRI GRI - RIO SAN JUAN (NAGUA)


Vielka Jacobo
Unos de los lugares más visitados por nacionales y extranjeros en República Dominicana es la paradisíaca Laguna Gri-gri. Localizada en el municipio de Río San Juan, al noroeste de la isla, perteneciente a la provincia María Trinidad Sánchez.
El nombre de la hermosa laguna se debe a un árbol con el mismo nombre que abunda en la zona. En sus orígenes este era un manantial que conducía a un arroyo con el mar, pero que producto de un terremoto, en el año 1958, se convirtió en laguna, al mismo tiempo que pasó a ser un espacio de conexión con la naturaleza y la tranquilidad.
La Laguna Gri-Grí, quisiera ser como un canto de grillos, pero de día. Allí la Naturaleza madre se pone a entretejer bellezas, que estremecen el sentido estético, no sólo de quienes vienen de fuera, sino además de los que fueron paridos en esta tierra dominicana, llamada “Cuna de la Civilización del Nuevo Mundo”.
Puede uno, untarse de primavera perenne, yéndose a las cuevitas -en yola- donde van a dejar sus huevitos, aquellas golondrinas, que no provienen de San Juan de Capistrano, en California, sino que hacen un viaje más largo: van desde el Brasil, del Candomblé y la Macumba, a Dominicana, donde el vudú tiene su acomodo.
El piar de aquellas golondrinas brasileñas se junta con el raro azul de la mar, en ese sitio. Y para arrobar más el alma humana, quien va allí, en yola, puede disfrutar, la profundidad de ese suelo marino y la magnificencia de los corales.
Ahí, en ese pedazo de mar, junto a las cuevas, se conjugan algunos azules.
Como los azules aquellos de Capri, la isla italiana, por donde nos cuenta el bienaventurado Homero, en su Ilíada y en La Odisea.
Porque al lado de dicha laguna hay una playa, en donde la arena es amarilla; gruesa, caliente, conmovedora, como las caderas de la negra caribeña, donde se resume todo el vigor del vecindario antillano.
A esta playa le llaman El Caletón.
Y cuando, desde tierra, uno se mete en yola hacia la mar, para adentrarse en las cuevas en donde se oye el piar de las golondrinas, uno casi va tocando fondo.
Y las raíces de los mangles como que tejen un suelo, con la arena blanca, para dibujar un paisaje extraño, en donde el humano sentir se enaltece.
Es cuando uno olvida las penas. Y las deudas.
Y se pone, sin prender vela ni hacer oraciones de boca, a darle gracias a Dios por tan grande beneficencia.
Gri-Grí, como otros centros maravillosos que Mamá Naturaleza ha hecho en la tierra DOMINICANA.
Encuéntrese uno que otro muchacho juguetón, chocando caracoles.
Y de entre ellos, alguno que quiere sacarle ventaja-desmesurada- a los turistas.
Pero todo eso es justo; es el ejercicio de la humanidad, con sus grandezas y cojeras.
Las excursiones a este destino se ofrecen en botes tanto con fondos transparentes como normales en un trayecto de unos treinta minutos en los que se puede conocer todo el lugar para luego disfrutar de un refrescante chapuzón en las dulces aguas de la laguna; Está la "CUEVA DE LAS GOLONDRINAS", "PLAYA CALETON" en  RIO SAN JUAN.
Otro de los atractivos de la zona es el Carnaval que se realiza sobre sus aguas cada año, desde el 1997. Este espectáculo es calificado como único en su clase por tratarse de una exhibición de disfraces y mascaras inspirados en especies marinas. Se realiza en el mes de febrero.

No hay comentarios: