El Cañero

Cañero_180-1 by Miguel Rone on Scribd

29 de mayo de 2013

DOCTOR SALOMON JORGE EMINENTE MEDICO CARDIOLOGO DE LA CIUDAD DE SANTIAGO


POR VIELKA JACOBO

Nació en febrero de 1913 y Murió el 29 de mayo del 2012, en Santiago de los Caballeros, República Dominicana, por su entrega profesional recibió innumerables reconocimientos y distinciones, de todas conservó en su corazón, el testimonio afectuoso de las miles de vidas que salvó, sus queridos pacientes procedentes de todas partes del país.
El galeno, padre del cineasta Jean Luis Jorge, también fallecido. Además del cineasta, fue padre del doctor Bernard Jorge, quien reside en los Estados Unidos, donde fue reconocido por varias instituciones, incluida la clínica Corominas donde laboró por muchos años.
Fue uno de los fundadores de la Sociedad Dominicana de Cardiología, hace 50 años y para el período 1975-1977, fue su presidente, es el primer médico dominicano graduado en Francia con especialidad en cardiología.
Las largas horas de estudio sin descanso, la disciplina, la entrega absoluta a la profesión médica, definieron la vida de un joven estudiante dominicano en París, quien logró ganar el internado de los hospitales parisinos, del que se escogieron 300 entre 1,500 candidatos.
Al hablar de su vida en París el doctor Salomón Jorge recordaba siempre la sensación de la primera impresión que recibió al llegar a la Ciudad Luz: Fue la de un profundo desengaño, sus calles salpicadas de estiércol, las casas de aspecto sombrío todas iguales, no es sino un año más tarde cuando siente que es imposible escapar al poder y encanto, al embrujo misterioso que no tiene ninguna otra ciudad del mundo, del que ninguna fuerza fue capaz de desligarlo nunca, amó a la ciudad de París y la llevó en su corazón todo el tiempo.
Sus primeros años de estudiante en el ambiente de la gran metrópoli, estuvieron plagados de recuerdos, que se fueron alimentando con vivencias y experiencias profesionales que formaron al gran médico y al gran ser humano que fue Salomón Jorge.
Fue alumno de ilustres maestros de las escuelas francesas de medicina de la época, como por ejemplo Charles Laubry padre de la cardiología francesa y sus discípulos Lenégre, Soulie Bouvrain y Milliez, a cuyo lado se formó como médico y cardiólogo.
Todos los que le conocimos, pudimos apreciar a través del tiempo las delicadas cualidades humanas y profesionales que cultivó a lo largo de toda su vida.
Destacamos al momento de su partida su esfuerzo al resaltar la importancia de la medicina familiar, y de la formación continua en la profesión médica. El reconocido médico ofreció sus servicios en Santiago, durante 70 años.

No hay comentarios: