El Cañero

Cañero_180-1 by Miguel Rone on Scribd

5 de abril de 2013

Mis mejores años

Luego que se estudia, trabaja y tienes familia, no hay cosas mas bella cuando celebramos los cumpleaños, en especial el de los hijos cuando son pequeños.


Luego estos crecen, y se dispara la familia, pues estos se casan, y ahí llegan esas preciosidades que nos colman de bendiciones y nos hacen ver la felicidad en cara de niños; “Estos son los llamados nietos, para mi los segundos hijos.

Para muchos y muchas, estos son señales de que estamos poniéndonos “Viejos”, para mi es; El sabor de ser Adultos.

¿Qué Abuelo no se siente a gusto con sus nietos? Son el resultado de su prole. Aquellos a quienes con manos rígidas castigábamos por su comportamiento y que ahora reímos cuando los nietos hacen estas travesuras.

¿Qué abuelo no es consentido, apoyador de lo bueno y malo que nuestros nietos hacen a la vista? Son el elixir de la época, en que los problemas cotidianos, nos acogotan, nos predisponen y obligan al alejamiento familiar.

Me gustan los cumpleaños de los nietos, meterle el dedo al bizcocho antes de partirlo y dárselo a probar al indefenso chiquillo que llora porque sus padres no lo consienten.

Hoy es el momento para que los Cibernautas, así le llaman a los viejos jubilados que se mantienen al frente de un Computador, conectado al internet, como único trabajo y ver un mensaje de uno de estos nietos que te dicen “Sion Papá o Sion Papi”.

¿Podrá describirse la felicidad de un día, con la simple ternura de un niño? Seamos buenos Abuelos reciprocando este cariño que recibimos a modo gratuito de nuestros Niños. Estos son Mis Mejores Años.

No hay comentarios: