El Cañero

Cañero_181-1 by Miguel Rone on Scribd

6 de mayo de 2009

La crítica de los grupos empresariales a las políticas públicas

Las autoridades del gobierno deben tomar con apertura las críticas que acaba de formular el Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP) sobre la ausencia de medidas gubernamentales para hacer frente a la crisis económica, que hacer perder empleos, que ahuyenta el crédito bancario y que podría desencadenar conflictos sociales impredecibles.
El presidente del CONEP, Lisandro Macarrulla, ha dicho que las políticas monetarias no son consistentes con la realidad del mercado productivo dominicano, y que incluso cuando debieron bajar las tasas de interés lo que hicieron las autoridades fue elevarlas. Estas críticas van dirigidas al corazón del gobierno.
“El empresariado nacional está sumamente preocupado en vista de que el crédito bancario al sector privado ha caído y la demanda de préstamos de las empresas ha bajado a pesar de la reducción de las tasas de interés, lo que obviamente sugiere que se ha producido una modificación a la baja de las expectativas y una disminución de la demanda agregada”, declaró Macarrulla.
Hasta el momento Lizandro Macarrulla y el sindicato empresarial que dirige ha sido colaborador y amigo del gobierno, incluso colaborando en la entrega de propuestas para mejorar el sector eléctrico y amentar la productividad y la competitividad de los sectores público y privado. En el pasado, cuantos críticas como estas se producían se interpretaba que los grupos privados iban contra el gobierno, en un claro apoyo a los grupos opositores con posibilidades de ganar las elecciones.
No parece que este sea el caso. El sector empresarial está seriamente preocupado por lo que entienden la ausencia de políticas para hacer frente a la crisis. Es tiempo de revisar las acciones oficiales en estas áreas en las que el CONEP está poniendo el dedo sobre la llaga.
No es la primera crítica de grupos empresariales al gobierno en los últimos días. El antecedente inmediato es de la Federación de Asociaciones Industriales (FAI) y de la Asociación de Empresas Industriales de Herrera (AEIH), quienes pidieron al presidente la destitución del equipo energético gubernamental por el fracaso en encontrar salida a la crisis que afecta al sector y que es responsable del subsidio más oneroso para el Estado Dominicano en toda su historia.
El gobierno debe recibir con receptividad estas denuncias de los grupos empresariales, y tratar de aplicar políticas que desarmen este tipo de críticas.

No hay comentarios: