El Cañero

Cañero_181-1 by Miguel Rone on Scribd

16 de mayo de 2009

Ekman y sus plantas

El próximo 5 de junio la biodiversidad estará de fiesta por la conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente, remembranza que ya tiene 37 años desde que la Asamblea General de las Naciones Unidas lo estableciera en su Conferencia de Estocolmo en 1972. Para celebrarlo, se ha incluido un Programa de Actividades, documental sobre una importante figura, cuyo trabajo ha sido excepcional para el conocimiento de la flora de Latinoamérica y el Caribe, en especial de República Dominicana. Se trata de Erick Leonard Ekman, el último y único notable botánico que se ha atrevido a desafiar las frondosas entrañas de La Española.
El vehemente escrutinio de Ekman por encontrar nuevas plantas en este lado del Caribe, lo llevó a descubrir más de dos mil especies; selecciones aún usadas en investigaciones sobre la flora caribeña. Todo esto se suma a sus 35,712 números, 100,000 ejemplares y 55 especies nuevas, en sólo diecisiete años de trabajo, sin olvidar agregar, las colecciones de aves, mamíferos y reptiles que recolectó durante sus viajes.
Pero las hazañas de Ekman no llegan hasta ahí. Sus aventuras en la naturaleza caribeña lo indujeron a realizar hallazgos de importancia geográfica. Y es que, gracias a las rutas que hizo durante sus expediciones, pudo determinar la longitud de otro gran tesoro que escondíamos: el Pico Duarte, la elevación montañosa más grande de toda la isla y del Caribe, además de dibujar nuevos mapas de las montañas de Haití.
Estas muy viables hazañas han incitado a que el nombre de Ekman sea honrado y recordado, no sólo en el país, sino también en reconocidas sociedades científicas a nivel mundial. Todas estas proezas, y más, es lo que veremos en Vida y obra de Erick Leonard Ekman, en el que exploraremos más de cerca su trabajo, hasta dejarnos envolver entre sus más grandes descubrimientos.
Hallazgos que nos han otorgado el lujo de conocer más sobre nuestro hábitat, el que quizás, con este ritmo de depredación ambiental con que llevamos al planeta, no podamos disfrutar a medida que avance el tiempo. Entonces, el ahora Día Mundial del Medio Ambiente no será más que una leyenda urbana que vagó una vez entre hojas y radiaciones. (Tomado del Boletin del Centro León del 2007).

No hay comentarios: