El Cañero

Cañero_181-1 by Miguel Rone on Scribd

29 de marzo de 2009

Las protestas, entre la dejadez oficialista y el olvido opositor

Nuevamente el país es escenario de protestas, marchas, paros generales o sectoriales. En lo que va de año se han llevado a cabo 80 protestas, un promedio de 27 por mes, mientras que en 2008 se escenificaron 202, de acuerdo con los registros de la antropóloga social Tahíra Vargas, que da seguimiento al tema.
El mayor porcentaje de protestas corresponde a la provincia Santiago. Casi todas están motivadas por reclamos de servicios y construcción de pequeñas obras.
Las comunidades demandan infraestructura física, arreglos de caminos y calles, reparación de escuelas, electricidad y agua. Fresco está el ejemplo de la protesta de ocho días efectuada en La Yagüita de Pastor, Santiago, que concluyó con la decisión del Gobierno de comenzar a reparar las calles, no sin antes llevar a cabo una represión policial que costó la vida de una señora de 70 años, heridas a otros 14 ciudadanos y la prisión a decenas.
Como ha ocurrido tradicionalmente, las protestas motivan el debate entre el Gobierno y la oposición. En la actualidad, el Partido de la Liberación Dominicana acusa al opositor Partido Revolucionario Dominicano de azuzar los reclamos populares. El PRD, aunque no asume la paternidad de este activismo social, le ha dado su apoyo y exhorta a sus prosélitos a participar, según explicó a CLAVE su presidente Ramón Alburquerque.
Recientemente, el secretario de Interior y Policía, Franklin Almeida acusó al PRD de ser el artífice de las protestas, las que califica de desórdenes callejeros. Asimismo, el secretario general del PLD, Reinaldo Pared Pérez, reiteró que las protestas tienen motivos políticos y son auspiciadas por el PRD.
El PRSC, que atraviesa un momento de indefinición entre el oficialismo (la mayoría de sus dirigentes son funcionarios públicos) y la oposición, explica que no tiene tradición de apoyar protestas. No obstante, el delegado político del PRSC ante la Junta Central Electoral, Tácito Perdomo, considera que el motivo de las protestas es la desesperación que sufre el pueblo por la indiferencia oficial. Sostuvo que es “alegre” la posición del Gobierno de endilgar a la oposición la responsabilidad de las protestas.
La postura de los funcionarios peledeístas contrasta con su actuación del pasado, en situaciones similares, cuando desde la oposición saludaron y apoyaron protestas contra gobiernos del PRD y del PRSC.
Luego de las elecciones de 1990, cuando ese partido se declaró ganador y denunció que el entonces presidente Joaquín Balaguer le había arrebatado el triunfo mediante un “fraude colosal”, el PLD coincidió y pactó con los partidos y movimientos populares de la izquierda. Incluso, se produjo una huelga general que reclamaba la renuncia de Balaguer, bajo la consigna “¡Que se vaya ya!”.
Se pedía la renuncia de Balaguer por considerarlo un gobierno ilegítimo, al tiempo que se exigían respuestas a problemas de las comunidades similares a los que ahora motivan las protestas contra el gobierno del presidente Leonel Fernández y el PLD.
La dirigente izquierdista Virtudes Álvarez cuenta que para entonces el propio Franklin Almeida mantenía contactos permanentes con gremios profesionales que participaban en la organización de las protestas, como la Asociación Nacional de Profesionales Agrícolas y el CODIA.
El PLD también se mantenía muy activo en los sindicatos y asociaciones profesionales. Los dirigente peledeístas, como la doctora Altagracia Guzmán Marcelino, protagonizaron paros y otras protestas de la Asociación Médica Dominicana (hoy Colegio) para exigir a los gobiernos del PRSC y del PRD aumentos de salarios para los galenos. No sólo los pobres.
En las actuales protestas han participado personas de sectores de clase media, como ocurrió en Los Jardines del Este, en Santiago, por la reparación de sus calles.
De igual forma, el pasado jueves, los sindicatos del transporte de pasajeros y de carga de Higüey y otros pueblos del Este efectuaron una huelga por la reparación de calles, carreteras, acueductos y el sistema de alcantarillado. Fue una protesta contundente con el apoyo de los sindicatos, del comercio y del empresariado.
Por otro lado, el vocero nacional del Frente Amplio de Lucha Popular (FALPO), Víctor Bretón, anuncia que las movilizaciones y los paros continuarán en diferentes puntos de la región del Cibao. “Para esta semana anunciamos la continuación en el municipio cabecera de la provincia Hermanas Mirabal, Salcedo, con una paralización por 72 horas. Lo mismo para la comunidad Limonar Abajo, de Licey al Medio”, refiere el dirigente popular.
Explica que el auge de las protestas está asociado al incumplimiento de las promesas que han hecho las autoridades a las comunidades y que todas las obras prometidas e iniciadas en el período de campaña fueron abandonadas, provocando la desesperación de la gente.
Negó que sea el PRD el responsable de estas protestas, como afirman los dirigentes del PLD, y dice que ese partido no cree en la lucha social ni en las organizaciones que la promueven: “En el fondo, el PLD está claro en que hace años que el PRD perdió la visión de lucha y la influencia en los frentes de masa”.

No hay comentarios: