El Cañero

Cañero_180-1 by Miguel Rone on Scribd

6 de noviembre de 2010

Flas back

Por considerarlo de interés comenzamos a publicar los primeros capítulos del proyecto de libro sobre la guerra en los Balcanes escrito por el reportero Gustavo Velázquez, Camarógrafo Argentino, hoy residente en Rusia.

Capitulo 1

Gustavo Francisco Urazanda Velásquez

Cuando era niño vi una película llamada "Salvador", la película trataba de unos corresponsales de guerra de Norte América que pasaban mucho tiempo, en la guerra de El Salvador, y como mi padre, empleado de correo tenía un gran Hobby, sacar fotografías, que fue mi primer enlace hacia las audio visuales.

En cuestión es que la película me gusto tanto que yo quise algún dia ser corresponsal de guerra. Muchos quieren ser soldados, otros policías y otros bomberos, pero en ese preciso instante yo supe que quería ser corresponsal.

Mi madre es una maestra de escuela, que enseñaba francés, y me dejaba al cuidado de una señora que recién había llegado de la ex Unión Soviética, quien me enseño a hablar ruso, en ese momento no me di cuenta que estaba aprendiendo a hablar cirílico, ya que es una lengua muy usada en Europa del este, ya sea en modo escrito latino o cirílico, ya que muchos años después incluso hasta me salvo la vida.

Nací en Tolhuin provincia de Tierra del fuego, Argentina, el 29 de marzo 1975, crecí entre bosques, lagos y nieve. Solía salir con mi padre por las tardes y sacar muchas fotos, la mayoría salía a pescar con sus hijos, nosotros solamente sacábamos fotos y los domingos nos dedicábamos a revelar todos los rollos que teníamos.

Además siempre esperábamos en invierno la noche más larga del año ya que en mi pueblo no sale el sol en todo el día. Así mismo esperábamos nuestro sol de media noche todos los enero que es cuando nuestro día no oscurece.

Luego realice mis estudios secundarios en la escuela de artes de Ushuaia, ya que mi pueblo no contaba con nivel medio, ciudad donde comencé a filmar, (ya que los principios de la fotografía y la filmación son idénticos).

Ingrese a la universidad "Metro" en el año 1993 y conseguí la tecnicatura en audio visuales en un solo año porque leí de maquinas filmadoras y fotos desde que vi esa película que antes había mencionado así que no me costó mucho hacerme de mi primer título, y pasado ya el segundo semestre fui por el título de licenciado en producción televisiva, el cual lo interrumpí, pero lo continúo dos años después casi desde el abandono de estudios.

Por eso desde todos los diarios de viajes que escribí quiero acercarte estos escritos para que conozcas no solo las cosas buenas y malas que me pasaron, si no también las cosas buenas y malas que pude haber hecho en mis recorridos, que por razones obvias las malas son sin intencionalidad.

Mis primeros trabajos los realice en la parte de prensa de Telefe Argentina, eran épocas muy difíciles para Argentina, y yo estaba bastante disconforme de vivir lejos de mi pueblo, donde la gente es sencilla y no es como el "porteño" (mote dado el habitante de Buenos Aires) ya que es un ser egoísta y malicioso, por el cual cuando los ven por TV nos dejan mal en el mundo, ya que maltratan a la gente de donde sea y hasta no son queridos en ningún lugar del país. Por ellos los argentinos somos ponderados como "insoportables", por eso los que estamos en la Patagonia decimos: "primero somos patagónicos, después somos argentinos".

Tiempo después en el mismo año hago trabajos en los que soy premiado como, "del otro lado" que fue uno de los primeros trabajos del mundo en ver cómo se vive en la calle dia a dia, pero el "polo" (conductor del programa) Mario Polochenski, un dia decidió tirarse a las vías del tren y murió sin más remedio.

En junio el año 1994, realizo para con un director chileno unas humildes imágenes de la ciudad de Buenos Aires, el cual marca un destino que yo no esperaba, ya que por ese trabajo, soy conocido de inmediato en TVN (Televisión Nacional de Chile).

Meses más tarde me reúno con Antonio Vodanovic, Jefe de contenidos de ese canal, el que me ofrece realizar un viaje con Sergio Pavlinic, a Belgrado (Serbia) ex Yugoslavia para ese entonces... no me podía borrar la sonrisa de la cara, la experiencia de mi vida estaba en mis manos! yo muy emocionado no sabía ni que hacer. Ya cuando llame a mi padre y le dije que viajaría a Europa del este por primera vez...

Vino lo peor, mi padre me confirma que tiene cáncer al estomago, pero que el está bien y que este donde este, el y mamá estarían conmigo, así que regrese a mi pueblo y escribí las cartas de despedida que escriben los corresponsales de guerra por si llegan a morir, deje una para mi hermana, para mis papas y mis dos abuelas. Me lleve mi ropa de abrigo, mis botas de nieve, mi chapa ideintificatoria y una sola sandalia. Todavía puedo escuchar la voz de mamá diciendo: "mira que llegas en invierno, y creo que hace la misma cantidad de frio que acá". Oí a mi padre que decía: "no te hagas el valiente, todos los valientes están muertos", y como decimos en Argentina solamente le dije a mi padre: "déjate de joder me prepare para esto ¡toda mi vida!, no me molestes" y me fui enojado sin saber que esa era la última vez que hablaba con él, de haber tenido conocimiento de su avanzada enfermedad la cual la ocultaba muy bien creo que no salía para ningún lado, sin embargo el insistió a que fuera. Y fue así como ese 22 de diciembre de 1994, me embarque a una tierra desconocida, con un nuevo destino que cambiaria mi vida para siempre.

No hay comentarios: