El Cañero

Cañero_181-1 by Miguel Rone on Scribd

6 de mayo de 2011

Estados Unidos adopta nuevas políticas para enfrentar el blanqueo de dinero

PUNTA CANA.- En los últimos cinco años, los Estados Unidos han adoptado nuevas políticas para combatir el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo e incluso, por primera vez, están recolectando información sobre ciudadanos extranjeros que tienen cuentas en su país, en ciudades como Miami.

Así lo indicó el abogado Jack Blum, un experto en control de la corrupción gubernamental, delitos financieros internacionales, lavado de dinero, paraísos fiscales internacionales y narcotráfico.

De su lado, el abogado internacionalista Leopoldo Martinez, estadounidense como Blum, afirmó que la evasión fiscal es un delito que conlleva a la legitimación de capitales o blanqueo de dinero.

Martínez dijo también que los delitos de cuello blanco que soportan al narcotráfico se sustentan en la evasión fiscal y que al luchar contra la evasión se refuerza la lucha contra el blanqueo de capitales.

Blum y Martínez participaron este jueves en la Conferencia Internacional Antilavado y Contra el Financiamiento al Terrorismo, que se celebra en Punta Cana, con la presencia de más de 18 expertos en el tema de toda Iberoamérica.

Blum explicó que como parte de los estudios para enfrentar el lavado de dinero, desde el estado de la Florida se ha comenzado a comparar los precios de los productos exportados a Estados Unidos, por ejemplo desde América Latina y el Caribe, y se ha hallado que cada año se registra una evasión de impuestos de miles de millones de dólares.

De hecho – dijo – la declaración falsa de precios en las exportaciones se ha convertido la principal manera de trasegar dinero entre distintas jurisdicciones.

Explicó que hasta el momento, el gobierno estadounidense no prestaba atención a los propietarios de cuentas con ciudadanía extranjera, pero una nueva propuesta del departamento del impuesto sobre la renta exige que las instituciones financieras ofrezcan información sobre todos los extranjeros con cuentas en su país.

“Los banqueros de la Florida se horrorizaron y han presionado a sus congresistas para que luchen contra la propuesta”, indicó Blum, pero consideró que es inevitable la cooperación entre las autoridades involucradas en el cobro de impuestos.

“Demasiados gobiernos están en quiebra y necesitan el dinero”, afirmó.

Como ejemplo, citó el caso de México y el problema del narcotráfico, que también afecta a su vecino del norte. Ese es un problema de cobro de impuestos, explicó. A su juicio, si el Estado mexicano tuviera recursos suficientes para pagar mejores salarios a sus policías, éstos no caerían en la tentación de vender sus servicios a los narcotraficantes y el país fuera más seguro.

Otro ejemplo que citó fue el de Suiza y sus facilidades para otorgar cuentas cifradas a cualquier persona. “Después de la crisis financiera, los Estados Unidos han estado hablando sobre qué hacer en relación al código de silencio suizo”. Los banqueros de aquel país han sido advertidos de las penalidades que pueden recaer sobre ellos y en consecuencia, muchos temen incluso viajar fuera de sus fronteras.

Martínez, que basó su presentación en el proceso de investigación y encausamiento de altos funcionarios de la institución financiera UBS, también tocó el tema bancario suizo. Con esta indagatoria, las autoridades estadounidenses han encontrado un ángulo a través del cual han logrado penetrar el riguroso secreto bancario de Suiza.

Al respecto, recordó que la investigación de UBS es consecuencia de los casos de grandes empresas como ENRON y Colgate, entre otras. Se sustentó –dijo- en una investigación sobre gastos hechos por ciudadanos estadounidenses, funcionarios de UBS, en el extranjero, principalmente con tarjetas de crédito.

Ante una concurrencia internacional, Blum aconsejó a los bancos a conocer a sus clientes y a observar cada transacción realizada. Además, señaló que los bancos estadounidenses están informando a sus clientes sobre los peligros y las medidas que se pueden tomar en su contra.

No hay comentarios: