El Cañero

Cañero_181-1 by Miguel Rone on Scribd

25 de julio de 2008

El oficio del escultor

José Domingo Rodríguez (1895-1968)
El Ministerio de Cultura, a través del Museo Nacional de Colombia, presenta la exposición José Domingo Rodríguez. El oficio del escultor , que se exhibirá del 27 de julio al 14 de diciembre del 2007 en la Sala Permanente Ideología, Arte e Industria [1910-1948]. La muestra busca destacar la obra el maestro José Domingo Rodríguez [Santa Rosa de Viterbo, 1895 - Macuto, Venezuela, 1968], cuya producción fue ampliamente reconocida en la primera mitad del siglo XX, como exponente de la generación de los nacionalistas (artistas que trabajaron en torno a la mezcla de la herencia indígena y el costumbrismo, durante las décadas de 1930 y 1940), aunque por diversas razones, su aporte hoy en día es desconocido.
El Museo exhibirá algunos de sus proyectos escultóricos desconocidos hasta hoy y dará cuenta de su legado como docente de la Facultad de Artes de la Universidad Nacional. Le exposición está conformada por 130 objetos entre ellos: esculturas, dibujos, fotografías y pinturas, los cuales fueron donados al Museo por Blanca Cecilia Omelance, Alba Rosa y María Ofelia Rodríguez Vargas, hijas del maestro Rodríguez.
¿Quién es José Domingo Rodríguez?
Fue un escultor boyacense que se formó en la Escuela de Bellas Artes de Bogotá, donde también fue profesor, y en la Academia de San Fernando en Madrid, donde fue discípulo de Victorio Macho, reconocido escultor español y quien fuera maestro, por corto tiempo, de los más destacados exponentes de los nacionalistas o también llamados como grupo Bachué, por algunos investigadores.
Como Bachué se conoce al grupo de artistas de la década del treinta, cuya producción se inspiró en los temas étnicos, las historias precolombinas y las referencias geográficas.
La producción escultórica más sobresaliente de Rodríguez se dio en las décadas de 1930 y 1940 y se considera que el escultor se enmarcó en los intereses de este grupo porque abordó temas sociales y personajes de la vida cotidiana, aunque su producción se ajustó a los cánones clásicos de la escuela europea. Rodríguez trabajó casi todos los materiales: madera, mármol, piedra, granito, bronce, yeso, terracota y cemento.
Entre sus obras se destacan las esculturas que elaboró para monumentos públicos, ubicadas en cementerios y altares de capillas. Entre las más conocidas están el monumento a Coltejer (Medellín) y los bustos de Santander (Palacio de Nariño), Enrique Olaya Herrera (Guateque, Cundinamarca), y José María Hernández (Cementerio Central de Bogotá).
También trabajó obras en pequeño formato y de gran expresividad, en las cuales plasmó campesinos y animales. En 1928 ganó una medalla de oro en la Exposición Iberoamericana de Sevilla con la escultura Eva (reg. 6439).
En 1942 fue premio en escultura en el III Salón de Artistas colombianos, y en 1950, obtuvo el premio "República de Colombia", en el Salón Bienal de Madrid (España), con la obra Angustia (reg. 3103). Participó en numerosos salones nacionales y exposiciones individuales en el país, así como en Madrid, Nueva York y Venezuela.
En la década del cincuenta comenzó a trabajar una temática abstracta y en los últimos años retomó la pintura de paisaje. En 1948, con motivo de la inauguración del Museo Nacional, se organizó una exposición en la que participaron Rodríguez y la pintora colombiana Blanca Sinisterra [Bogotá, 1907 - Bogotá 2.7. 1995], y hoy, 60 años después, con motivo del cumpleaños 185 del Museo y en el marco del programa expositivo: "Nuevos nombres del pasado", se presenta una muestra que da cuenta de su aporte en la historia del arte colombiano.

No hay comentarios: