El Cañero

Cañero_181-1 by Miguel Rone on Scribd

5 de julio de 2008

Dimite el presidente de la Cámara de Cuentas dominicana por la "presión" del juicio

El presidente de la Cámara de Cuentas dominicana, Andrés Terrero, renunció hoy por la "presión" del juicio político iniciado en el Senado contra él y otros jueces del organismo fiscalizador acusados de supuestas "graves anomalías" en el desempeño de sus funciones. En una carta dirigida al presidente del Senado, Reinaldo Pared Pérez, Terrero dijo que tomó esa decisión debido a "todas las presiones sociales y los asuntos internos" de la Cámara de Cuentas que han sido debatidos públicamente estos días. No obstante, el funcionario, quien negó cualquier acto de dolo o corrupción en la Cámara de Cuentas, aseguró en la misiva que su honra, su nombre y su conducta profesional "han quedado limpios frente a la nación" tras la realización del juicio. Minutos antes de la dimisión de Terrero, renunciaron también otros dos jueces del organismo fiscalizador por lo que, al final del juicio, el Senado solo se pronunció sobre Alcides Decena Lugo, el único juez que se mantuvo en el cargo y a quien los legisladores destituyeron. La medida fue aprobada por 27 de los 32 senadores, quienes exoneraron a Decena Lugo de cualquier culpabilidad penal alegando que las irregularidades detectadas en el organismo fueron "fallas administrativas". Los legisladores defendieron la "honorabilidad" de los miembros de la Cámara de Cuentas, pero señalaron que los "errores" cometidos dentro del organismo afectaron a la imagen de la institución. Los otros cinco miembros de la cámara habían renunciado entre la semana pasada y ésta, por lo que quedaron excluidos automáticamente del juicio político que se inició el miércoles y concluyó hoy en el Senado. El conflicto en la Cámara de Cuentas dominicana surgió hace varias semanas, cuando siete de sus nueve jueces difundieron un documento en el que acusaban a Terrero de utilizar su tiempo en "destruir, intrigar, "chismear", mentir, indisponer y disociar". Terrero, quien desmintió de inmediato esas acusaciones, apareció luego junto a esos jueces en una rueda de prensa en la que aseguraron haber superado sus diferencias y solicitaron "perdón" al país por el escándalo. La Cámara de Cuentas ya fue severamente cuestionada entre 2004 y 2005 por la supuesta dilapidación de millones de pesos en salarios y viáticos.

No hay comentarios: