El Cañero

Cañero_180-1 by Miguel Rone on Scribd

21 de octubre de 2011

FUNMUJER contribuye con formación superior de internas en cárceles dominicanas

Peggy Cabral
Por Luis Orlando Díaz Vólquez

La apertura del programa de educación universitaria en Derecho y Psicología dirigido a mujeres recluidas en las cárceles de Najayo y Baní da continuidad a la labor que para elevar las calidades de los ciudadanos viene librando la Fundación Mujeres por la Educación -FUNMUJER- presidida por la licenciada Peggy Cabral.

Sesenta y dos internas del Modelo de Gestión Penitenciaria fueron matriculadas para iniciar este mes de octubre el proyecto académico.

Alumnas internas Najayo y Baní
En una primera etapa de esta iniciativa resultaron graduados de abogados seis internos que testimonian y agradecen el éxito alcanzado al ser reinsertos a la sociedad con una profesión de la que hoy trabajan para su desarrollo y el de sus familias.


De izquierda a derecha, Nicolás Almánzar, rector UTE,
Radhamés Jiménez, Procurador General de la República
y Peggy Cabral, presidenta de FUNMUJER saludan
a las alumnas e internas

En esta ocasión, para la implementación del pensum, convergen con FUNMUJER como parte de un convenio de colaboración, la Universidad de la Tercera Edad (UTE), la Procuraduría General de la República, la Dirección del Modelo de Gestión Penitenciaria y la Comisión de los Derechos Humanos del país.

La Fundación Mujeres por la Educación nació en el año 1988, impronta del Dr. José Francisco Peña Gómez en su preocupación de contribuir con la educación para elevar el nivel de vida de los dominicanos.

En el transcurrir, FUNMUJER ha contribuido con la nación formando técnicos laborales, especialmente mujeres. A finales de los años 80, inició los trabajos en la Cárcel de Najayo y La Victoria, conjuntamente con la Universidad de la Tercera Edad, en la carrera de derecho.

Principios humanistas de solidaridad, justicia y trabajo basan el trabajo de FUNMUJER, para la que la educación es un derecho que tenemos todos los seres humanos, no importa que temporalmente estemos privados de libertad.

No hay comentarios: