El Cañero

Cañero_180-1 by Miguel Rone on Scribd

17 de agosto de 2013

EL ENVEJECIMIENTO

José Gómez Cerda
josegomezcerda3@gmail.com

Presidente de la Central Latinoamericana y del Caribe de Trabajadores Pensionados,
Jubilados y adultos Mayores (CLATJUPAM)


José Gómez Cerda
Envejecer es la creciente incapacidad del cuerpo de una persona de mantenerse por sí mismo y realizar las cosas que hacía antes. Como resultado, con el paso del tiempo.

Aunque esta definición describe el proceso biológico, no explica el porqué envejecen las personas. Las teorías del envejecimiento se refieren al proceso de envejecimiento primario, que implica los cambios graduales e inevitables relacionados con la edad que aparecen en todos los miembros de una especie.

Este tipo de envejecimiento es normal y sucede a pesar de la salud, el estilo de vida activo y el carecer de enfermedades. Una vida larga es un signo de buena salud.

El envejecimiento de la población mundial, tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo, es un indicador de la mejora de la salud mundial.

Los Adultos Mayores, la población mundial de 60 años o más es de 750 millones, y se calcula que en 2050 alcanzará los 2000 millones.

Para muchas personas la vejez es un proceso continuo de crecimiento intelectual, emocional y psicológico.

Es un período en el que se goza de los logros personales, y se contemplan los frutos del trabajo personal útiles para las generaciones venideras.

 La vejez constituye la aceptación del ciclo vital único y exclusivo de uno mismo y de las personas que han llegado a ser importantes en este proceso. Supone una nueva aceptación del hecho que uno es responsable de la propia vida.

 Comienza a los 60 años y por lo general se inicia el envejecimiento natural y gradual de las células del cuerpo. A diferencia de lo que muchos creen, la mayoría de Los adultos mayores  conservan un grado importante de sus capacidades cognitivas y psíquicas.

El interés por la vida y el envejecimiento ha sido una constante en la historia de la humanidad. Sobresalen dos aspiraciones constantes a través de distintas culturas y momentos históricos: la inmortalidad y la búsqueda de la longevidad.
 Distintos mitos como el ‘Elixir de la vida’ buscado por los alquimistas o la ‘fuente de la vida’, presente en distintas culturas,  desde la antigüedad hasta hoy, reflejan bien la preocupación por la prolongación de la vida.
Ciertos vestigios de estos mitos permanecen  en la sociedad actual: consumo de vitaminas (por ejemplo, vitamina C, tratamientos termales anti-envejecimiento, dietas especiales, programas de ejercicio físico intensivo, entre otros, y forman parte de los métodos que se proponen para mejorar la vitalidad y la longevidad.
Los jóvenes deben comprender el agrado que siente un adulto mayor, hombre o mujer,  cuando escucha un programa radial con canciones   “del ayer”, ver en la televisión películas antiguas de la época cuando “éramos jóvenes”, en una tarde o una noche  leer historia, especialmente de nuestra infancia o juventud, recordar los primeros amores, detenerse a contemplar una buena pintura, recitar una poesía, escuchar una buena música, volver a mirar un paisaje natural que conocimos en la juventud, sentir el olor de un buen sazón, recordar los momentos espirituales que nos han juntado con Dios,  o simplemente descansar en una mecedora para volver nuestra mente a momentos vividos agradables,… porque recordar es volver a vivir.


La juventud debe comprender a los adultos mayores, porque la única forma de no llegar a ese estado, es si pierden la vida.


Los adultos mayores debemos agradecer a Dios llegar a esta etapa de vida y ver crecer nuestros hijos, nietos, y poder seguir disfrutando de la vida.

No hay comentarios: