El Cañero

Cañero_181-1 by Miguel Rone on Scribd

18 de junio de 2012

Invasión del 19 de junio del 1949 por la Bahía de Luperón

Expedicionarios sobrevivientes
Luperón, Puerto Plata.- El 19 de julio de 1949 un grupo de exiliados antitrujillistas, con el apoyo de Juan Rodríguez penetró al país por la Bahía de Luperón, en la costa norte del territorio nacional, utilizando los pertrechos militares que se salvaron de Cayo Confite.

Habían partido de Guatemala en un hidroavión tipo Catalina. Otros dos aviones estaban supuestos a arribar en sendos puntos del territorio nacional: uno, donde iba un contingente dirigido por don Juan Rodríguez, encontró una tormenta y apenas salvaron la vida aterrizando en territorio costarricense. El otro, con el contingente encabezado por Miguel Ángel Ramírez, fue apresado por los militares mexicanos, cuando hubieron de aterrizar en la isla de Cozumel a reabastecerse de combustible.

El grupo que amarizó en la Bahía de Luperón estaba integrado por Horacio Ornes Coiscou, quien lo comandaba, Tulio H. Arvelo, Federico Henríquez Vásquez (Gugú), José Rolando Martínez Bonilla, Miguel A. Félix Arzeno (Miguelucho), Hugo Kunhardt, Salvador Reyes Valdez y Manuel Calderón Salcedo, dominicanos; Alfonso Leyton, costarricense; Alejandro Selva, Alberto Ramírez y José Félix Córdova, nicaragúenses.

De estos, murieron en combate o fueron asesinados por Trujillo: Gugú Henríquez, Manuel Calderón Salcedo, Alejandro Selva, Alberto Ramírez, Hugo Kunhardt y Salvador Reyes Valdez.

Monumento Original a los Héroes de Luperón

Monumento actual a los Héroes de Luperón
Cuando Trujillo se enteró del desembarco, inmediatamente orden que la casa en que tenía ubicados a Fernando Suárez y a Fernando Spignolio fuera atacada por las fuerzas del ejército. Cuentan los vecinos que los soldados fueron implacables y que después de una verdadera batalla campal en la que los líderes del Frente Interno se defendieron valientemente, al fin sucumbieron por lo desigual de las fuerzas. Los cadáveres de ambos fueron sacados de la vivienda y acribillados a balazos.
Los antitrujillistas que llegaron al apartado poblado de Luperón no pudieron hacer contacto con la resistencia clandestina de la ciudad de Puerto Plata, como fue previamente acordado. Frustrados y desairados por la falta de apoyo, decidieron abortar la misión y escaparse por lo menos con sus vidas.

CAYO CONFITE Y LUPERON

"En función al auge de la oposición internacional a Trujillo y el apoyo que concitaba, los exiliados se compactaron con el propósito de realizar, a corto plazo, una expedición que derrotara al ejército dominicano (...) gracias al apoyo del gobierno de Cuba y la compactación que logró promover, en base a su enorme fortuna, el recién exiliado Juan Rodríguez, se organizó, en Cayo Confite -un islote cercano de la costa norte de Cuba- un contingente expedicionario en el que se encontraban directamente involucradas personalidades influyentes de se país."(Roberto Cassà).

Tras numerosos problemas, los 1,300 expedicionarios fueron trasladados a Cayo Confite, y en medio de penosas condiciones, iniciaron el entrenamiento militar, acumulando una gran cantidad de material bélico. Entre algunos de los integrantes del contingente podemos citar a Juan Rodríguez García, el Profesor Juan Bosch, Juan Isidro Jiménez Gullón, el Gral. Miguel Ángel Ramírez Alcántara, Diego Bordas, Horacio Julio Ornes, entre otros.

No hay comentarios: