El Cañero

Cañero_181-1 by Miguel Rone on Scribd

9 de octubre de 2009

Asonahores: las playas privadas aseguran inversores

La presidenta de la Asociación Nacional de Hoteles y Restaurantes (Asonahores), Haydée Kuret de Rainieri, ha lamentado que se haya interpretado de manera errónea lo consignado en el artículo sobre el acceso público a las playas, ya que por primera vez en la historia se consagra ese derecho en la Constitución, el cual asegura a los inversionistas.

Kuret de Rainieri ha aclarado que el artículo expresa muy claramente que los ríos, lagos, lagunas, playas y costas pertenecen al dominio público, y que son de libre acceso, siempre y cuando se preserve el derecho de propiedad privada.

A su juicio, el cambio positivo es que ese derecho inalienable está consagrado en la Constitución con el artículo 13, y que lo mejor de él es que armoniza los derechos a la propiedad privada y que según la forma en que está aprobado es un patrimonio nacional, según publica El Caribe.

La ejecutiva turística ha manifestado que “todo tiene que ser reglamentado, porque si los dominicanos quieren tener un país eficiente hay que elaborarlo como país eficiente”. En ese aspecto, Kuret de Rainieri ha insistido en que el artículo ha sido mal interpretado, ya que se ha tomado como si se quiere prohibir el acceso de las personas a las playas, y eso no es correcto.

Asimismo, ha considerado que es un derecho jurídico y una situación de seguridad para todos los países. Por lo que entiende que no hay cambio en la situación actual, ya que las personas seguirán teniendo acceso a las playas y habrá una regulación para ese acceso, como lo consigna el artículo legal.

“La sociedad no puede permitir que sus bienes sean arrabalizados; hay regulaciones y como la tiene el propietario que no puede construir, que para construir necesita un permiso del Poder Ejecutivo, necesita pasar por Semarena, Sectur y Obras Públicas, así también tiene que haber una regulación para las instalaciones tangibles y de lugares de ventas, para que no puedan instalarse en cualquier sitio, porque tienen que dejar áreas donde eso se establezca para que las personas que estén en las playas puedan voluntariamente acceder a esos lugares para comprar”, ha expresado la titular de Asonahores.

República Dominicana cuenta con unos 500 kilómetros de playas disímiles, desde playas poco frecuentadas donde al momento la vegetación permanece intacta, hasta las más populares y visitadas.

No hay comentarios: