El Cañero

Cañero_181-1 by Miguel Rone on Scribd

25 de mayo de 2008

Un libro de odas que despierta el conocimiento

Miguel Rone
Desde muy joven me he interesado por la literatura y es por ello que hoy en el ocaso de mi paso por el camino de la vida, me encuentro con escritos y escritores que me despiertan el sentir de aquella pasión que creí muerta por el paso del tiempo.Me he tenido que codear con escritores, poetas y uno que otros juglares y de aquellos que hacen de la literatura una simple parodia. Todos tenemos ese porqué; y siempre buscando entre los vericuetos de la farsa que llamamos vida.Pero en estas andanza voy descubriendo cosas que había olvidado y otras que enriquecen mi acervo, sin tener que pedir perdón por lo modesto; pero he convivido con poetas como Miguel Ángel Ramírez Gómez, del que guardo mucho de lo que bautice como “el Morbo-Poema”, con Fon J. Job, de quien puedo decir que es el rey de la metáfora; Isael Pérez, cultivador de las letras y un enfermo en rescatar todo aquello no publicado, haciendo del libro su oficio, es mucho su aporte con sus antologías, rescatando valores que el tiempo y el olvido van enterrando bajo el polvo.Luego es mi compañero Luis Rodríguez Cueto y su carnal y laureado escritor Justiniano Estévez Aristy, de quien puedo decir que he bebido de su sabiduría desde cuando era un imberbe en su natal Yuma. Y así en mis andanzas llegue a Higüey, buscando como Ponce de León la piedra “Filosofal”, pero en este caso pude probar escritores como: Milciades Herrera, Ernesto Rivera y Livio Mariano Cedeño.Y accidentalmente, sin proponérmelo cayó en mis manos el libro “Amores Celebres” del Dr. Antonio Cedeño –Macho- de quien no conocía sus dotes de escritor y poeta. Pero, eso no lo es todo; no conocía algún escritor que se hubiera dedicado a escribir ODAS, si odas de las que habría leído algunas sueltas en uno que otro libro, pero un compendio de odas donde se retrata nuestra historia y cultura sin salirse de los linderos de su tierra. En estas odas comprendí muchas cosas y aprendí muchas otras. Conocí la historia de muchos hombres que tal vez los había oído sus nombres o tiene sus nombres algunas calles. Pero se respira en Amores Celebres y sus odas, esas explicaciones pedagógicas que no pueden apartarse del autor quien dedico media vida a las enseñanzas en el aula. Desde sus Odas higüeyanas, Odas Yumeras, y Odas Indígenas, hacen un esclarecimiento de aquellas historias que desde niños nos vienen justificando y macho la desglosa con otro acento, sin macula y desnuda mostrándonos sin pudor lo que por mucho tiempo no nos dejaban ver; o no querían que viéramos.Ahora Macho Cedeño nos anuncia su Oda Mayor, en una segunda edición; ampliada y revisada la cual esperamos que sea algo mas grande que aquellas que nos han asombrado con su esclarecimiento y con su crudeza en otras. Amores Celebres es un libro digno de recomendar, en especial para nuestra juventud que conocen muy poco de su historia reciente y pasada. Amores Celebres, es sencillamente un libro que llega a uno donde nos vivimos lamentando de la inversión de valores; es por ello que es una lectura refrescante ya que llega a nuestro intelecto como algo que anima el pensamiento y llega los sentidos. Amores celebres debemos recordarlo Un libro de odas que despierta el conocimiento

No hay comentarios: